España

La izquierda se pelea en la cama

  • Pablo Iglesias arremete contra Pedro Sánchez por "faltar al respeto a la gente que sufre"

  • El presidente alegó horas antes que "no dormiría" si tuviera ministros de Podemos

Pablo Iglesias, en su escaño del Congreso. Pablo Iglesias, en su escaño del Congreso.

Pablo Iglesias, en su escaño del Congreso. / Fernando Villar / Efe

El relato. Hay que cambiar el relato en estos tiempos fluidos de los que habló Zygmunt Bauman. Pedro Sánchez va a por todas. Su plan es destrozar en las urnas a Unidas Podemos después de su verano insomne con tantos encuentros con colectivos sindicales y gremios variopintos. El presidente en funciones le pegó un sopapo con la mano abierta a Pablo Iglesias en su primera entrevista tras el bloqueo político que obligará a votar, ¡otra santa vez!, el 10 de noviembre. "No dormiría por las noches" si hubiera formado un Ejecutivo con ministros de Podemos, le soltó a Antonio García Ferreras y se quedó más ancho de largo. ¿Y eso no lo sabía el 29 de abril, el día después de los anteriores comicios?

Habrá dormido mal Sánchez durante estos meses pero desde luego da la sensación de que su estrategia era y es que quien tenga pesadillas el 11 de noviembre sea Iglesias, al que las encuestas vaticinan un batacazo electoral, y por eso igualmente le echó a flores a uno de los enemigos íntimos del melenudo líder morado, Íñigo Errejón, cuyo nombre sobrevuela por la actualidad política como aspirante a presentar candidatura y mermar más el poder y los escaños de su ex formación.

Iglesias tomó el guante del jefe del Ejecutivo para responderle horas después recurriendo a los mismos paralelismos ligados a Flex o Pikolin. "Cuando un presidente del Gobierno que está en funciones no duerme bien puede cambiar el colchón de La Moncloa todas las veces que quiera, pero no faltar al respeto a gente que sufre mucho", entre otras razones porque no hay Ejecutivo, contraatacó el dirigente de Podemos, que se revolvió contra la propuesta que en su día le hizo el secretario general socialista para que entrar en el Consejo de Ministros. "Nunca lo deseó. Aquella oferta no fue sincera". El relato con las urnas a la vista. La campaña electoral perpetua. El día de la marmota de las papeletas. "Quiere acaparar todo el poder para dormir bien", zanjó Iglesias.

El PP dice que Sánchez no tiene ningún desvelo

Con tanta cama en el discurso político, no faltó en esta fiesta de pijamas un intruso del centroderecha. El PP afiló la lengua para recordar que Sánchez no tiene desvelo alguno, que descansa como un bendito. "Duerme estupendamente, su único objetivo eran nuevas elecciones", afirmó la secretaria de Política Social de los populares. La guerra de las almohadas ha dado comienzo. La batalla no promete nada porque sólo hay reproches que van de un lado a otro y España, hastiada, está cansada de tanta cansina impostura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios