Datos estadísticos

Más de 2.500 personas fueron condenadas en 2017 por delitos sexuales

  • 269 de ellas eran menores de edad

Una manifestación en contra de la decisión de liberar a la Manada Una manifestación en contra de la decisión de liberar a  la Manada

Una manifestación en contra de la decisión de liberar a la Manada / Efe

Comentarios 5

Un total de 2.549 personas fueron condenadas el pasado año por delitos sexuales, de los que 269 eran menores de edad, según los datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), que por primera vez recoge las condenas por esta tipología delictiva.

Una estadística que cifra en 285.336 el número de adultos y en 13.643 el de menores condenados por sentencia firme el año pasado en todo tipo de delitos, con un aumento en ambos casos de en torno al 5 por ciento.

Dado que 2017 es el primer ejercicio completo de funcionamiento del nuevo Registro Central de Delincuentes Sexuales, el INE ha decidido publicar por vez primera las condenas por estos delitos, por lo que no pueden compararse con ejercicios anteriores.

En cualquier caso, de la estadística hecha pública se desprende que los 2.280 condenados adultos -el 96,4 por ciento hombres- cometieron 2.816 infracciones penales de índole sexual, de las que la mayoría (956) fueron consideradas abuso sexual, 414 exhibicionismo y 387 agresión sexual. De estas últimas, 27 fueron consideradas violaciones.

Mientras, en el caso de los 269 menores condenados (el 99,6 por ciento chicos) perpetraron 332 delitos de esta naturaleza, de los cuales 107 fueron abuso sexual y 103 agresión sexual, que incluyen 5 violaciones.

Sin embargo, no son los delitos sexuales los más numerosos, ya que, como otros años, los relacionados con la seguridad vial representan el 23,8 por ciento del total (la misma proporción que un año antes), por delante de los de lesiones (16,6%) y los hurtos (16,2 %).

2017 ha roto la tendencia a la baja de los hombres condenados, que tras varios años de descensos consecutivos, ha vuelto a crecer su número, en concreto un 3 por ciento, mientras que el número de mujeres condenadas sigue en aumento, con un alza del 14 por ciento.

En términos globales, el 79,1 por ciento de las personas condenadas eran varones, frente al 20,9 % de mujeres, con una media de edad de 37 años en los hombres y de 36,3 en las féminas.

De todos modos, por tramos de edad es de entre 18 y 20 años en ambos sexos el que contó con más número de condenas.

El 77 por ciento de los condenados fueron españoles y un tercio de los extranjeros procedía de países comunitarios. Además, si se tiene en cuenta la tasa de condenados por mil habitantes, la de extranjeros casi triplica la de nacionales, con 17,6 frente a 6,4.

Casi el 78 por ciento de los condenados lo fue por un solo delito y el resto por más de uno.

Por comunidades autónomas, Andalucía sigue liderando la lista de personas condenadas, con el 19,5 por ciento del total, por delante de Cataluña (el 15,7 %) y la Comunidad de Madrid (13,8 %).

No obstante, si se tiene cuenta la tasa de condenados inscritos por cada mil habitantes, Ceuta y Melilla se colocan a la cabeza, con 25,6 y 23,8, respectivamente. En el lado opuesto, Castilla-La Mancha (5,5 condenados por mil habitantes, Castilla y León (5,5 también) y Aragón (6), tienen los índices más bajos.

A lo largo de 2017 se impusieron 734.919 penas en sentencias firmes dictadas e inscritas en el registro, un 5,7 por ciento más que un año antes. El 20,5 por ciento fueron privativas de libertad y el 33,4 por ciento de multa.

Entre las penas de prisión (145.494) impuestas el año pasado (tan solo un 0,1 por ciento menos que en 2016), el 93 por ciento tenía una duración de cero a dos años; el 5,9 % de entre dos y cinco, y el reto más de un lustro.

Respecto a los menores, el INE resalta los 13.643 condenados el pasado año con edades entre los 14 y los 17 años, con un aumento del 5,5 por ciento.

El perfil es el de un varón, español y condenado por lesiones o por robo.

Sobre ellos, los jueces adoptaron 22.916 medidas, con un incremento del 6,5 por ciento respecto a un año antes. Cuatro de cada seis medidas fueron de libertad vigilada, el 15,4 por ciento de prestación en beneficio de la comunidad y el 11,6 por ciento de internamiento en régimen semiabierto.

Como en el caso de los adultos, Andalucía fue la comunidad con más menores condenados (el 20,7 por ciento), seguida de Comunidad Valenciana (15,1 %) y Cataluña (13,4 %). E

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios