Antonio de la Torre regresa al SEFF con 'El plan' De mujeres rebeldes y hombres

  • La francesa Justine Triet y la macedonia Teona Strugar Mitevska compiten por primera vez en el Festival de Sevilla, que presenta fuera de concurso 'El plan' de Polo Menárguez

La macedonia Teona Strugar Mitevska y la parisina Justine Triet posan juntas ante el río de Sevilla. La macedonia Teona Strugar Mitevska y la parisina Justine Triet posan juntas ante el río de Sevilla.

La macedonia Teona Strugar Mitevska y la parisina Justine Triet posan juntas ante el río de Sevilla. / Antonio Pizarro

La cuarta jornada del Festival de Sevilla reunió este martes las miradas feministas de las realizadoras Justine Triet (El reflejo de Sibyl) y Teona Strugar Mitevska (Dios existe, su nombre es Petrunya), ambas aspirantes al Giraldillo de Oro, con El plan, "una indagación en el machismo" que supone el debut como director de Polo Menárguez.

Presentada fuera de concurso en la sección Special Screenings, El plan es la adaptación de la obra teatral homónima de Ignasi Vidal y reúne de nuevo tras Tarde para la ira a los actores Antonio de La Torre, Raúl Arévalo y Chema del Barco. Ambientada en una casa de las afueras de Madrid, esta "película claustrofóbica" es, para Menárguez, "un drama sin paliativos en el que se utiliza la herramienta de la comedia para ofrecer una tragedia y explorar el lado oscuro de la masculinidad".

Antonio de la Torre destacó en la rueda de prensa la "calidad" de la fotografía de Alejandro Espadero, "que capta a la perfección esa atmósfera de periferia madrileña" del filme, que compitió en la Sección Oficial de la Seminci y llegará a los cines el próximo 21 de febrero. La película está rodada en planos largos y primeros planos, con una "estética realista y muy bien fotografiada, con un camino en el que el desarrollo y el desenlace van hacia arriba", añadió el actor malagueño.

Antonio de la Torre, Polo Menárguez y Nacho La Casa, el productor de 'El plan'. Antonio de la Torre, Polo Menárguez y Nacho La Casa, el productor de 'El plan'.

Antonio de la Torre, Polo Menárguez y Nacho La Casa, el productor de 'El plan'. / Raúl Caro (Efe)

En la cinta, de hora y media de duración y que transcurre en su mayor parte en el salón de una vivienda, tres amigos que están en el paro desde que cerró la empresa de seguridad para la que trabajaban se reúnen en lo que parece un día común en sus vidas. Sin embargo, ese encuentro aparentemente simpático irá derivando en tragedia al descubrirse el alma oscura, muy oscura, de uno de los personajes.

Polo Menárguez recordó que Ignasi Vidal se mostró inicialmente reticente a adaptar al cine la historia, e incluso que ya había rechazado otro proyecto previo, "pero cuando conoció nuestro guión aceptó al comprobar que mantenía la esencia" de una obra de teatro que "le encantó" también a De la Torre, que la vio a instancias de Arévalo antes de saber que se enfrascaría en el proyecto. El director destacó igualmente la "buena disposición de los tres actores, que participaron mucho en el guión". "Aunque sólo Chema del Barco había participado en el montaje teatral el rodaje fue como un juego, fue muy fácil", resumió.

Por su parte, la macedonia Teona Strugar Mitevska cuenta en Dios existe, su nombre es Petrunya, estrenada en España por el festival que dirige José Luis Cienfuegos, una historia de opresión y machismo basada en hechos reales. En 2014, en un pueblo de Los Balcanes, un sacerdote ortodoxo arroja una cruz al río. Es tradición que el hombre que la recoja gozará de buena suerte todo el año pero por primera vez fue una mujer, Petrunya, quien la encontró. La peripecia de la joven, que será castigada socialmente por rebelarse contra la tradición, sirve a la directora macedonia para dar forma a un relato sobre la rebeldía y para reflejar la cultura patriarcal que existe en los Balcanes.

Strugar Mitevska recordó que ésta es la primera película de Macedonia estrenada en España en 27 años y destacó la interpretación de Zorica Nusheva, actriz educada en el teatro que da vida a Petrunya y debuta en el cine con esta producción.

También tuvo palabras muy destacadas para su actriz Adèle Exarchopoulos (protagonista de La vida de Adèle) la directora francesa Justine Triet (París, 1978), que compite por vez primera en la sección oficial del Festival de Sevilla con El reflejo de Sibyl -estreno en España-, la historia de una actriz desesperada cuya vida es, a ojos de su terapeuta (Virginie Efira), maná para la literatura.

La directora de Los casos de Victoria y La batalla de Solferino, proyectadas años atrás en el SEFF, sorprende con esta historia sobre una psicoanalista que regresa a su vocación primera, la escritura. El encuentro entre la actriz que encarna Adèle Exarchopoulos y la psicoanalista a la que da vida Efira permite a Triet reflexionar sobre la traición y la manipulación.

La realizadora parisina, a la que le gusta "sorprender, como espectadora y como autora", invocó entre las referencias que ha manejado en esta obra el cine de Woody Allen y películas como Eva al desnudo de Joseph L. Mankiewicz y Stromboli de Roberto Rossellini.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios