Málaga Cine

Menudo mundo

  • 'El cuarto desnudo', documental dirigido por Nuria Ibáñez, descubre sin medias tintas situaciones que nunca deberían protagonizar niños y niñas

La pregunta lo dice todo. "Crees que si te dejamos salir pensarás en hacerte daño a ti misma?". La hace una especialista de un centro hospitalario. Y la hace a una niña. Una menor que ha intentado suicidarse en diversas ocasiones. Y que, con gran personalidad, reconoce que no, que no se fía de ella misma. "No me dejen ir", dice con la mirada baja. El mundo debe ser un sitio que apenas entendemos si hay menores que responden con tanta claridad a cuestiones como esta. Un mundo alejado de la inmensa mayoría de nosotros. Sin visibilidad, casi censurado. Un tabú del que parece que es mejor casi ni hablar. Y, lo que es peor: dice mucho de la sociedad donde han crecido esos niños y niñas. Demasiado. Un agujero en el sistema. Acaso, otro más.

La cámara de El cuarto desnudo se cuela tan indiscreta como silenciosamente en las entrevistas entre los profesionales y los menores de la misma manera que una caricia calma unas lágrimas cuando alguno de los personajes entiende su realidad. Son varios los que protagonizan conversaciones como esa en un documental crudo como pocos. Familias desestructuradas, fanatismo, agresividad, voces interiores o violaciones son historias desgranadas poco a poco en esta obra de la madrileña Nuria Ibáñez, que permite al espectador adentrarse en dramáticas situaciones familiares.

Es El cuarto desnudo una suerte de momentos íntimos que descubren un mundo al que no estamos habituados. Y que recuerdan a aquel cine que hacía Raymond Depardon en Urgencias hace ya casi 30 años. Donde la realizadora marca la distancia justa entre su cámara y sus personajes, entre el público y la pantalla, entre esas realidades desconocidas para la mayoría. Y que ahora están un poco más cerca gracias a esta película, que se podrá ver hoy a las 19:30 en el Teatro Echegaray, en la misma sesión que se proyecta De cometas y fronteras, otro inmenso largometraje que se acerca a una realidad que conocemos más en este país: la de las fronteras. En este caso, la de Estados Unidos y México que, desgraciadamente, tantas similitudes tiene con la de España y Marruecos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios