Málaga Cine

Regresa Carmina

  • Paco León y familia vuelven a provocar la carcajada en el patio de butacas y cierran el díptico dedicado a su madre con 'Carmina y amén'

Carmina y amén cierra el díptico familiar que Paco León ya abriera en 2012 con Carmina o revienta y con la que ha vuelto a provocar las carcajadas en el patio de butacas. "Esta segunda ha sido distinta, porque ya había una afición, y lo he pasado muy bien pero también muy mal porque hay escenas muy duras, y cuando veía a mi hija llorar lo he vivido como si fuese verdad", expresaba Carmina Barrios tras la presentación de la película junto a sus hijos Paco y María León. "Trabajar con mi madre ha sido un viaje maravilloso, es sorprendente que me enseñe de todo e incluso de mi trabajo", añadió María León, cuyo personaje sufre en esta película una cierta transformación hasta el "acarminamiento", explicó.

Aunque con un formato mucho más definido, lo que su director entiende como "un salto hacia la profesionalización" respecto al filme anterior "que era como un experimento hecho con dos cámaras de fotos en once días", Carmina se enfrenta en esta nueva cinta a la muerte de su marido, de quien no decide dar parte de la defunción hasta el lunes siguiente para cobrar la paga que él tenía pendiente. Aunque con un toque de comedia negra, Carmina y amén no es solo una instantánea de un momento de una familia sino también una radiografía de la actualidad del país: la inmigración, las tasas de la universidad, los desahucios, la corrupción o hasta los problemas de la corona juegan un papel esencial en la película. Y también sus personajes, como Bárcenas, "un loro que no habla pero que puede hablar y del que todo el mundo está pendiente, que lo metes en la cárcel y que siente una complicidad con Carmina casi de delicuente a delincuente".

Con esta nueva entrega Paco León espera quitarse dos "espinitas": "Que esta película se vea mucho en cine y que se venda mucho fuera", al tiempo que defendía que "el cine es el mejor sitio para ver una película, no el único, pero sí el mejor". De esta manera, abría el debate de por qué todas las películas cuestan lo mismo en el cine. En cuanto a su trabajo como director, explicó que le interesaba "investigar los límites entre el texto escrito y el improvisado", y por eso no entregó el guion a ningún actor, y en cada escena el texto "se buscaba a través de improvisaciones".

Paco León da por zanjado el díptico sobre su madre, aunque no descarta seguir dirigiendo, pero "como una actividad extraescolar", porque se considera por encima de todo "un cómico". La propia Carmina Barrios confiesa que le han llegado algunas propuestas aunque "a mí con quien me gustaría trabajar siempre es con mi hijo", quien asegura que ha trabajado y sufrido mucho con esta película.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios