'Vigilia en agosto' | Película del Festival de Málaga A mitad de camino

'Vigilia en agosto'. 'Vigilia en agosto'.

'Vigilia en agosto'. / M. H.

La acción de Vigilia en agosto se sitúa en un pequeño pueblito industrial de provincias, en el interior de Argentina. Magda (Rita Pauls) es una joven a punto de casarse que descubre que su flamante prometido (Maximiliano Bini) no es tan fiable como el pueblo considera, y se encuentra ante la decisión de hacer oídos sordos y seguir adelante, o plantarse y provocar un escándalo en la comunidad.

La ópera prima del realizador Luis María Mercado es una cinta con potencial pero con más intención que recursos y algo irregular, en la que por momentos pesan más sus carencias que sus virtudes. Magda no sabe qué responder a su dicotomía, y diera la sensación de que la película tampoco. Mercado gestiona bien el suspense, y las elipsis; pero falta algo de pulso en una cinta que hubiera agradecido más empaque para acompañar el indudable magnetismo de Pauls. Con todo, Vigilia en agosto tiene mimbres de buen cine. Siendo una cinta humilde, resulta también destacable el atrevido uso del sonido y los efectos que plantea Mercado especialmente en el último tercio: el más crítico para el Magda. Así como el tratamiento -y el mensaje- que el cineasta otorga a los planos generales del pueblo.

Por otro lado, el descubrimiento fatal que moviliza a la protagonista es un recurso elegante, que contribuye a lo envolvente de la historia y empuja sibilinamente a la joven hacia el precipicio: pasar de ser la princesa del cuento a convertirse en outsider de su propia vida. Porque las escenas cotidianas y familiares -aunque repetitivas- entregan a las claras el mensaje de que no hay tercera vía: el entorno -amigos, familia, incluso el médico- no duda en embestir contra aquel que se desvía mínimamente del camino establecido. Nunca es fácil la primera vez.

Una nota para los cinéfilos: en la madre de Magda podrán descubrir a la Tutti Tudela de los Lugares comunes de Aristarain. Una vez más, brillante María Fiorentino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios