Terelu Campos, tras su mastectomía

"He pasado el miedo más horrible del mundo"

  • La colaboradora de 'Sálvame' revela a la revista Lecturas sus sentimientos antes y después de su operación

Terelu, el día de su ingreso en la Fundación Jiménez Díaz. Terelu, el día de su ingreso en la Fundación Jiménez Díaz.

Terelu, el día de su ingreso en la Fundación Jiménez Díaz.

Comentarios 5

Terelu Campos se sometió el pasado domingo a una doble mastectomía en la Fundación Jiménez Díaz. Unos días después de la intervención, la hija de María Teresa Campos ha hablado con una revista sobre cómo se ha sentido los momentos previos a la operación. Pero también quiso comentar cuáles fueron sus primeras impresiones poco después de salir de la UCI. "He pasado el miedo más horrible del mundo. Esto hay que pasarlo y vivirlo en primera persona porque es difícil de explicar", confiesa en Lecturas. La colaboradora del programa Sálvame ha estado y sigue estando en las mejores manos, pero el equipo de médicos ha sido sincero en todo momento con ella: "me dijo la doctora que el primer día iba a sentirme como si me hubiese pasado el Ave por encima, y no se equivocó".

Portada de Lecturas, a la que Terelu ha concedido su primera entrevista. Portada de Lecturas, a la que Terelu ha concedido su primera entrevista.

Portada de Lecturas, a la que Terelu ha concedido su primera entrevista.

"Soy otra persona estéticamente, pero por dentro sigo siendo la misma"

"Soy otra persona estéticamente, aunque por dentro sigo siendo la misma. Sin tetas hay paraíso, ¿eh? Las mujeres somos mucho más, habré perdido parte de mi pechonalidad pero no de mi personalidad". Estas afirmaciones demuestras que Terelu sigue manteniendo los pies a la tierra, con su característico sentido del humor, pero con la realidad presente en todo momento. 

Fue el pasado viernes cuando la hija de María Teresa entró en el hospital para quedarse durante unos días. Si bien es cierto que no sabe, de momento, cuándo le darán el alta, sus cálculos indican que serán unos cinco días los que permanecerá ingresada en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. La periodista se está recuperando favorablemente después de una intervención de más de diez horas. Ha estado acompañada en todo momento de su familia, amigos, y también del equipo médico. No ha faltado, a su vez, la ayuda del equipo de psicólogos que ha acompañado a la menor de las hermanas Campos en el proceso: "Ahora empieza una nueva etapa de aceptación de mi cuerpo, lo que conlleva un gran trabajo psicológico totalmente necesario. He tenido miedo, muchísimo miedo a no verme capaz de superar una intervención así", confiesa.

Respecto a la reconstrucción de las mamas, asegura que no quiere un pecho de un tamaño excesivo. Su intención es que sea proporcionado a su cuerpo: "Quiero un pecho que sea lo más pequeño posible. Al engordar con la edad mi pecho ha aumentado mucho y me es imposible ponerme sujetadores de hace siete u ocho años. Quiero una 90C, más o menos. Ahora estoy en una 100D".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios