Pasarela

Isabel Pantoja, pruebas médicas y paseo por Triana

ISABEL Pantoja cumple mañana 59 años. A punto de entrar en una nueva década, la cantante parece decidida a enfocar su vida de otra manera. Su segundo permiso penitenciario es muy distinto del anterior, y lo primero que ha hecho es abandonar la reclusión de Cantora.

Ayer viernes, muy temprano y acompañada de su hermano Agustín, dejaba la finca para realizarse unas pruebas médicas en Sevilla.

Unas semanas antes de conseguir el permiso circularon rumores sobre problemas de salud de la tonadillera. Isabel no se encontraba bien, aunque su aspecto al salir de la cárcel era estupendo e incluso ha ganado algo de peso respecto a la última vez que pisó la calle.

La tonadillera ingresó en el Hospital Infanta Luisa pasadas las nueve y media de la mañana y recibió el alta a las dos de la tarde. Durante este tiempo ocupó la habitación número 201 bajo la supervisión del Doctor Giráldez , especialista en Urología.

Un poco antes visitó la capilla de la Esperanza de Triana en la calle Pureza y desayunó en un bar de la zona, incluso se fotografió con alguna fan que la reconoció.

En este mismo hospital estuvo ingresado el pasado mes su primo Antonio Cortés Pantoja Chiquetete, con el que actualmente no tiene ningún tipo de relación. También en este centro fue operada de una hernia discal por el doctor Manuel Revuelta Rocío Jurado y, además, recibió tratamiento María Jiménez.

Una vez pasada la revisión, Isabel se centrará en su próximo cumpleaños, aunque esta vez no habrá celebración multitudinaria con amigos y familia en torno a la piscina. El mejor regalo para la tonadillera sevillana es poder estar junto a sus nietos y en esta ocasión será una celebración mucho más íntima.

Su hija Isa llegó a la finca el mismo jueves acompañada por el pequeño Alberto y por su prima Anabel. Por su parte, Kiko trabajaba ese día en Alicante por lo que no pudo llegar a la finca gaditana el mismo día que su madre salió de prisión.

En las últimas semanas, la vida sentimental de la única hija de Isabel Pantoja ocupa el centro de las tertulias televisivas, ya que en menos de un mes ha protagonizado dos portadas de la revista Lecturas, ha roto con su pareja, Alejandro Albalá, y ha vuelto a cambiar de domicilio, instalándose ahora en Sevilla. Madre e hija ya tuvieron oportunidad de hablar por teléfono antes de verse, pero ha sido en estos días cuando han podido charlar con detenimiento y aclarar posibles malentendidos familiares.

Será el miércoles cuando Isabel regrese a Alcalá de Guadaira. En esta ocasión tendrá seis días para estar con lo suyos. Las esperanzas están puestas en conseguir el tercer grado que ya le ha sido denegado en una ocasión. Su abogado, Carlos Esteban, ha presentado un recurso y cree que antes de final de año podría estar disfrutando de él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios