Semana de la Moda de Nueva York El inconfundible 'glamour' de NY

  • Ralph Lauren y el israelí Elie Tahari deslumbran en la Semana de la Moda de Nueva York con el lujo y la sofisticación de sus propuestas.

El glamour del estadounidense Ralph Lauren y del israelí Elie Tahari inauguraron la Semana de la Moda de Nueva York, que celebró su primera jornada después del estreno extraoficial de Tom Ford. Ralph Lauren se sumergió en la elegancia y el lujo con una propuesta primavera 2019 dominada por diseños femeninos y esbeltos para los que utilizó materiales lujosos y sofisticados en negro y dorado, y en ocasiones el blanco.

Un diseño de la nueva colección de Ralph Lauren. Un diseño de la nueva colección de Ralph Lauren.

Un diseño de la nueva colección de Ralph Lauren. / Efe

El desfile tuvo como escenario la nueva cafetería Ralph’s Coffee situada en su tienda de la exclusiva Madison Avenue, decorada con clásicas mesas de mármol blanco, grandes espejos y lámparas de cristal. Entre los asistentes, que degustaban café, repostería y zumos, desfilaban pausadamente las modelos, vestidas con americanas, pantalones de pinza, gabardinas, fluidos vestidos plisados o grandes capas sobre los hombros, todo ello en dorado.

Elegancia y sofisticación en las propuesta de Ralph Lauren. Elegancia y sofisticación en las propuesta de Ralph Lauren.

Elegancia y sofisticación en las propuesta de Ralph Lauren. / Efe

El negro también estuvo muy presente en toda la colección de Ralph Lauren, que decoró con elementos dorados como ribetes de chaquetas, grandes hebillas de cinturones, pequeños bolsos cruzados, zapatos y, sobre todo, voluminosos pendientes que enmarcaban el rostro de las modelos. En cuanto a materiales, destacó la lentejuela en vestidos y tops ajustados a la cintura, seda de organza en ligeras camisas, y tul transparente que daba movimiento a pantalones holgados. El modisto, que como de costumbre se paseó entre los asistentes al final del desfile para recibir felicitaciones, contó con algunas de las modelos más cotizadas del momento, como las estadounidenses Joan Smalls, Taylor Hill y Bella Hadid, que desfiló con un festivo vestido dorado. Entre el público, conocidas maniquíes como Karlie Kloss, Rosie Huntington-Whiteley, y Grace Coddington, antigua modelo que en la actualidad es la directora creativa de la edición estadounidense de la revista Vogue.

Un momento del desfile de Elie Tahari. Un momento del desfile de Elie Tahari.

Un momento del desfile de Elie Tahari. / Efe

Otro de los desfiles destacados fue el de Elie Tahari, que celebró 45 años en la industria de la moda con un especial desfile en la ciudad que lo catapultó, Nueva York, y con una colección que destilaba la elegancia y la energía de Studio 54. Había expectación por la propuesta de Tahari en los Spring Studios, sede de la Fashion Week neoyorquina, donde la codiciada primera fila reunió a influencers de las redes sociales y actrices como Laverne Cox o Bella Thorne. La propuesta otoño-invierno 2019 fue sofisticada pero atrevida, aunque muy práctica: se vieron colores dorados y bronce en contraposición a morados joya, y telas con diferentes texturas y volúmenes en prendas como pantalones de pierna ancha, capas o ponchos. Entre los diseños más llamativos hubo faldas y chaquetas de pelo con estampado de lince; abrigos, faldas y vestidos con acabados brocados; y el sensual satén se utilizó a discreción, en una falda plisada, un vestido drapeado o un pantalón de traje.

La ex modelo Christie Brinkley y su hija Sailor, en el desfile de Tahari. La ex modelo Christie Brinkley y su hija Sailor, en el desfile de Tahari.

La ex modelo Christie Brinkley y su hija Sailor, en el desfile de Tahari. / Efe

Una vez hubieron salido a escena las más de cuarenta propuestas del diseñador para vestir a la mujer que todos los días "navega esa jungla" que es Nueva York "con aplomo", por fin llegó el verdadero espectáculo que muchos esperaban: la supermodelo Christie Brinkley. La icónica maniquí, de 65 años, había sido anunciada como el broche final de la pasarela, y por primera vez desfilaba en el mismo evento que su hija Sailor, de 20 años. Ambas despertaron aplausos entre el público, aunque la madre se llevó el protagonismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios