GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pasarela

El príncipe Andrés asegura su defensa

  • El hijo de Isabel II, quien sigue negándose a colaborar con el FBI, contrata a la ex abogada de Pinochet.

El duque de York, en uno de sus últimas apariciones tras retirarse de sus deberes reales. El duque de York, en uno de sus últimas apariciones tras retirarse de sus deberes reales.

El duque de York, en uno de sus últimas apariciones tras retirarse de sus deberes reales. / Efe

No habrá cooperación voluntaria con el FBI por parte del príncipe Andrés. El hijo predilecto de Isabel II no tiene intención de ayudar en la investigación sobre el caso Epstein. Así lo ha confirmado el fiscal que lleva el tema Geoffrey Berman. "Frente a su oferta pública de colaboración con la investigación, el príncipe Andrés ha cerrado por completo la puerta a la cooperación voluntaria y nuestro departamento está considerando opciones", ha dicho el fiscal. Unas palabras que ponen en de nuevo en el punto de mira al duque de York.

El príncipe Andrés con su madre, la reina Isabel, en el balcón del Palacio de Buckigham. El príncipe Andrés con su madre, la reina Isabel, en el balcón del Palacio de Buckigham.

El príncipe Andrés con su madre, la reina Isabel, en el balcón del Palacio de Buckigham. / Efe

Por ahora se desconoce cuál será el próximo paso de la fiscalía, pero podrían solicitar al juez que emita una citación para que el príncipe testifique y, si éste se negase, podría llegar el punto en el que se le obligue a comparecer. Sin embargo, al tratarse de un caso que se encuentra bajo jurisdicción norteamericana, la situación se complica. En última instancia, el gobierno estadounidense podría solicitar su extradición como testigo, aunque es improbable dado que se trata del hijo de la reina Isabel.

Aunque ha sido ahora cuando se ha confirmado que el príncipe Andrés no va a colaborar con la investigación, hace unos días, el periódico británico The Telegraph publicó que el duque de York había contratado los servicios de Clare Montgomery QC. Esta abogada fue la encargada de la defensa del general Augusto Pinochet en la Cámara de los Lores en el año 2000 ante la orden internacional cursada por Baltasar Garzón. Montgomery es experta en casos de extradición, así como derecho penal y fraude, y ha dirigido a la fiscalía en el proceso de Julian Assange, cofundador de WikiLeaks, actualmente encarcelado en Londres a la espera de un inminente juicio. Sin duda, una maniobra por parte del príncipe Andrés que deja claro que ya se está preparando para la que pueda ocurrir en breve.

El duque de York con su ex mujer, Sarah Ferguson, y su hija mayor, Beatriz, en el hipódromo. El duque de York con su ex mujer, Sarah Ferguson, y su hija mayor, Beatriz, en el hipódromo.

El duque de York con su ex mujer, Sarah Ferguson, y su hija mayor, Beatriz, en el hipódromo. / Efe

Esta es la primera vez que un miembro de la familia real británica se ve envuelto en un escándalo de semejante magnitud (y escándalos ha habido en los Windsor). Montgomery forma parte del despacho Matrix Chambers, cofundado por Cherie Blair, mujer del ex primer ministro Tony Blair y sus honorarios rondan las 1.000 libras la hora.

Después de que la salida de los duques de Sussex haya quedado oficialmente concluida con la participación de Enrique y Meghan en los actos del Día de la Commonwealth, el foco de atención puede volver de nuevo hacia el príncipe Andrés, que gracias al Megxit había logrado evitar estar en el punto de mira. Sin duda una mala noticia para la reina Isabel, que está viendo cómo estos últimos años están dinamitando la imagen de la corona británica por la que tan duro ha trabajado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios