Pasarela

Tamara Falcó: "A veces me escucho y entiendo que me llamen pija"

  • La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó charla con Vogue sobre las recientes pérdidas de su padre y su tío, sus inquietudes y su familia

Tamara Falcó, en su reportaje fotográfico para Vogue. Tamara Falcó, en su reportaje fotográfico para Vogue.

Tamara Falcó, en su reportaje fotográfico para Vogue. / Vogue

Tamara Falcó ha concedido una entrevista exclusiva a la revista Vogue en la que habla sobre su popularidad, algo que ha crecido de manera muy notable después de convertirse en la ganadora de Masterchef celebrity 4. Durante la charla también se detiene en su familia y en su convivencia con ellos de una manera más cercana durante el confinamiento.

Tamara, en el jardín de casa de su madre. Tamara, en el jardín de casa de su madre.

Tamara, en el jardín de casa de su madre. / Vogue

La hija de Isabel Presyler y Carlos Falcó, fallecido de coronavirus el pasado marzo, ha perdido recientemente también a su tío Fernando, hermano de su padre. Tamara les recuerda con cariño y emoción. "No son momentos fáciles, pero es cierto que tener a mi familia conmigo es una bendición. Ana (Boyer), mi cuñado Fernando (Verdasco)y mi sobri pasaron el confinamiento aquí y todos fueron un apoyo diferente. Ese mal rollo que te caía por todos lados, con un niño al lado tan gracioso como Miguel, se te evaporaba. Y mi cuñado es un tenista de élite que no se deja amedrentar por ninguna situación y se viene arriba. Tenerle aquí haciendo deporte también te motiva. ¡No hemos hecho tanto deporte en la vida! Y mi hermana siempre es un gusto, me encanta tenerla cerca. Por primera vez en mucho tiempo teníamos tiempo para hacer sobremesas o ver una peli todos juntos", cuenta.

En su biblioteca, con un 'look' inspirado en otro que su madre, Isabel Preysler, llevó en los 80. En su biblioteca, con un 'look' inspirado en otro que su madre, Isabel Preysler, llevó en los 80.

En su biblioteca, con un 'look' inspirado en otro que su madre, Isabel Preysler, llevó en los 80. / Vogue

De su padre, afirma, ha heredado su gusto por la cocina y la cultura: "Mi padre me llevaba a esos restaurantes que a mí me parecían un coñazo. Cuando eres pequeña, llevas a regañadientes esos menús degustación de 15 platos, pero es verdad que, después, eso es cultura. Yo siempre tiraba hacia la moda y mi padre me intentaba involucrar en sus negocios. No me obligaba, pero me guiaba hacia eso. Es algo bonito que me ha dejado él y que quiero continuar".

Bello primer plano de Tamara. Bello primer plano de Tamara.

Bello primer plano de Tamara. / Vogue

Entre los consejos que recibe habitualmente de su madre, uno de los que más le repite es "Tamara, piensa antes de hablar", comenta con humor. Tamara también menciona a su progenitora cuando habla de su pasión por la moda y de cómo Mario Vargas Llosa, su pareja, le ayuda en su trabajo: "Cuando yo escribía mi blog de moda, él me lo editaba y recuerdo que me preguntaba: '¿Pero por qué crees que esta va bien vestida y esta otra mal?' Es un hombre que se interesa y tiene ganas de descubrir. No quiero compararme con un Nobel, porque no, pero yo me identifico con esa inquietud".

Con tres de sus perros, una de sus grandes pasiones. Con tres de sus perros, una de sus grandes pasiones.

Con tres de sus perros, una de sus grandes pasiones. / Vogue

Pese a que siempre ha sido catalogada como una 'niña pija', ha demostrado gracias a su aparición en televisión que es peculiar y sabe hacerse querer. "La verdad es que muchas veces me escucho, y entiendo perfectamente que se me catalogue como pija, pero también es cierto que digo lo que pienso. A la gente a veces le choca incluso que coja el metro, pero yo digo: ‘Si el metro es de todos, ¿por qué no lo voy a coger?’ Es como: ‘¿Tú visitas el Retiro?’ Pues sí (risas). ‘¿Pero coges también el coche con chófer?’. Pues si?, y también Cabify. Soy una persona muy curiosa, me encanta indagar, viajar e intento no limitarme porque me gustan las experiencias nuevas", sostiene con humor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios