Granada

Adiós definitivo a los carriles amarillos en Granada: así se pintan de blanco "pacificado"

  • El Ayuntamiento pide a los ciudadanos que sigan respetando esas vías por conciencia, para que tenga prioridad el transporte público y se reduzca la contaminación

Adiós definitivo a los carriles amarillos en Granada: así se pintan de blanco "pacificado" Adiós definitivo a los carriles amarillos en Granada: así se pintan de blanco "pacificado"

Adiós definitivo a los carriles amarillos en Granada: así se pintan de blanco "pacificado" / Jesús Jiménez (Photographerssports)

Adiós definitivo a los carriles amarillos o de tráfico reservado (los CRT), que llegaron a Granada por la pandemia para reservar espacio al transporte público y vehículos no contaminantes. Los operarios ya han empezado a pintar de blanco la señalización horizontal, pero hay que recordar que el Ayuntamiento no tira la toalla del todo y ha pedido a los ciudadanos que mantengan esas vías despejadas por conciencia. 

La capital ha iniciado su transformación después de que el alcalde decretara el cambio y a pesar de la férrea defensa del área y su concejal sobre este modelo. Ahora se convertirán en "carriles pacificados", ya bautizados por el propio edil César Díaz como "carriles verdes".

Y aunque sobre el terreno se eliminarán las líneas amarillas y se pondrán blancas y se permitirá su uso al vehículo privado, se pide que la población siga cumpliendo con el ya extinto carril amarillo. Que lo haga por conciencia y de forma ya voluntaria, porque Díaz sigue defendiendo el modelo y su utilidad en la reducción de la contaminación y el fomento del transporte alternativo.

De hecho, va un paso más y se va a estudiar que determinados tramos de lo que era el carril amarillo se vuelvan a modificar en breve para pasar a ser carril bus de uso exclusivo, lo que se debatirá en próximos observatorios de la movilidad y comisiones informativas. "Asumimos el compromiso de analizar cada uno de los tramos del actual CRT para estudiar en cada punto en función de la intensidad de transporte público, la posibilidad de implantar carril bus, reservado solo para transporte público. La red se va a ampliar con cabeza, serenamente", ha confirmado.

"Iniciamos la conversión de los carriles amarillos a lo que pretendamos que sea nuevo modelo, convirtiéndolos en carriles verdes, espacios pacificados, limitados a 30 km/h. Son carriles preferentes para transporte público, bus, taxi, bicis y patinetes", recuerda Díaz, que espera que estén ya repintados de blanco y con la nueva señalización en 15 o 20 días según la climatología ya que por debajo de diez grados o con lluvia no se puede pintar. El coste de la reversión será de unos 50.000 euros.

Díaz ha recordado que los nuevos carriles tendrán "prioridad absoluta" para el transporte público y alternativo y pide que el vehículo particular siga utilizando el carril izquierdo (por el que se puede circular a 50 km/h). 

Con este modelo de carril reservado "se ha reducido un 43% la accidentabilidad gracias a estos carriles. Está permitiendo que los taxis funcionen con más agilidad, que las carreras cuesten menos que antes. El transporte público va más rápido y ágil y cumple su frecuencia. Permite que muchas personas se pasen a la bici dando ejemplo. Ese es el modelo al que quiero ir".

Y Díaz insiste en que "no se elimina, se cambia la filosofía". Y es que desde que el alcalde, Luis Salvador, dijo que se iban a revisar por las quejas ciudadanas, Díaz ha defendido su utilidad y adaptación puntual. Pero finalmente ha tenido que ceder y eliminar el carril, también por la presión política. Vox estaba en contra y Podemos-IU también lo criticaba.

"También tenemos que pensar en las personas que solo pueden moverse con el coche y que por liberar un espacio todas las horas del día generamos también contaminación que no queremos", ha reconocido, por lo que cree que esta segunda fórmula será la adecuada: sin prohibir el uso del carril derecho por parte del vehículo privado pero apelando a la responsabilidad individual de no utilizarlo. 

Tras el cambio de señalización se iniciarán campañas de concienciación del conductor, que se enfrenta a multas si no respecta el límite de velocidad 30 en el carril derecho. Si se pasa de 30 hasta 50 km/h serán 100 euros de multa y si se llega a los 60, serán 300 euros y dos puntos. "Y así sucesivamente". 

"El camino hacia un movilidad sostenible es imparable. No vamos a parar en tratar de concienciar una y mil veces de que tenemos un problema grave de contaminación en Granada. Somo la tercera ciudad más contaminada del país y padecemos la población graves problemas de diferente tipo como consecuencia de la contaminación y el uso abusivo del coche. Tenemos que ir ganando espacio al coche en favor del transporte público y no vamos a parar en favor de los vehículos de movilidad sostenible", explica Díaz.

La Policía Local intentará concienciar también con vehículos ubicados estratégicamente en los barrios para informar que se use el carril izquierdo preferentemente y preservar el derecho para los sostenibles.

Díaz ha informado también de que seguirán llevando propuestas de movilidad al Observatorio y que compartirán las estrategias con los municipios del Cinturón. "Tenemos que hacer estrategias compartidas. Ayer tuvimos reunión con todos los alcaldes donde pusimos en común estas estrategias y otras de carriles bici que tienen otros municipios con la capital. Y seguiremos trabajando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios