Granada

Agraft denuncia que el autobús que conecta con el AVE en Antequera llega sin pasajeros

  • Numerosos usuarios optan por ir a la localidad malagueña en su coche privado para ganar tiempo

Los autobuses que conectan con la estación de Santa Ana (Antequera). Los autobuses que conectan con la estación de Santa Ana (Antequera).

Los autobuses que conectan con la estación de Santa Ana (Antequera). / g. h.

"No sabemos si hoy se habrá batido un récord pero, por si acaso, lo anotamos porque hoy, 1 de noviembre, el autobús procedente de Antequera ha llegado a la estación de Andaluces de Granada con cero pasajeros. ¿A quién hay que darle la enhorabuena?". Con estas palabras los integrantes de Agraft denunciaron ayer la llegada de uno de los autobuses que conecta la estación de Andaluces con la de Santa Ana en la localidad malagueña. De esta forma criticaron la modalidad de viaje que sigue ofreciendo la ciudad tras tres años de aislamiento ferroviario a la espera de la reconexión con Madrid por Moreda y la inauguración del AVE de Granada prevista para junio de 2019 tras un sinfín de retrasos.

Ante la falta de comunicaciones, Renfe decidió ofrecer en Granada el servicio de AVE partiendo desde la estación de Andaluces en tren hasta Santa Ana donde, tras hacer transbordo los granadinos pueden subir al AVE. Este viaje, que resulta incómodo, en ocasiones es reemplazado por el coche privado. Es decir, los viajeros acuden hasta la citada estación en coche para subir al AVE y, al regresar de Madrid vuelven a Granada en su vehículo privado, lo que sin duda supone un derroche de dinero para el Gobierno.

Desde el último gran temporal, al aislamiento tradicional se ha sumado otro inconveniente. El único trayecto que se podía realizar en tren partiendo desde Granada era el que conecta la capital con Sevilla (Santa Justa). Sin embargo, debido a los desperfectos que ha sufrido la vía, el viaje a Antequera en bus resulta obligatorio tanto para los pasajeros que parten de Granada como aquellos que lo hacen desde Almería. Esto, sin duda, supone una nueva incomodidad a un tren cuyo servicio cada vez tiene más 'peros' pese al interés de los ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios