Granada

Alianza entre la UGR y la Junta para identificar a víctimas de la Guerra Civil

  • La administración autonómica invertirá un millón de euros para poner en marcha el proyecto

  • También se aplicará en casos de bebés robados

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, presidió ayer la firma del convenio con la UGR. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, presidió ayer la firma del convenio con la UGR.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, presidió ayer la firma del convenio con la UGR. / e. p..

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, presidió ayer la firma de un convenio con la Universidad de Granada en el que se concretan las bases de colaboración para la identificación genética de víctimas de la Guerra Civil y la posguerra. El acuerdo, suscrito en el palacio de San Telmo por el vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, y la rectora de la Universidad granadina, Pilar Aranda, cuenta con una inversión de 1.087.500 euros para cuatro años y completa el convenio marco suscrito en 2016 que permitió la puesta en marcha del Banco de ADN de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

El documento firmado ahora concreta el plan de trabajo, cronograma de actuación y los recursos necesarios que permitirán culminar los procesos de identificación genética en aquellos casos en los que sea posible técnicamente.

Andalucía es, junto a Cataluña, País Vasco y Navarra, es pionera en crear el Banco de ADN

El acuerdo permitirá llevar a cabo la entrega y recepción tanto de las muestras de restos óseos humanos procedentes de las exhumaciones realizadas en Andalucía como de las de los familiares, para su posterior depósito, cotejo y entrega de resultados.

Además, y dando cumplimiento a lo establecido en la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, se recabarán muestras genéticas de familiares que denuncian la sustracción y adopción sin autorización de bebés recién nacidos, para facilitar su identificación y localización.

El convenio servirá para coordinar las acciones de colaboración entre las partes implicadas, entre ellos los equipos técnicos encargados de la toma de muestras y su traslado a laboratorio y la UGR para los medios técnicos y humanos que posibiliten el análisis.

Además participan la Consejería de Salud, para la obtención de muestras biológicas a familiares a través de los centros de salud, y la Consejería de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, para la coordinación de todo el proceso.

La presidenta de la Junta señaló que Andalucía es, junto a Cataluña, País Vasco y Navarra, una de las cuatro comunidades que disponen de Banco de ADN en España, y sostuvo que la comunidad está haciendo "una apuesta importantísima, innovadora y que puede permitir a familias en otros rincones del país encontrar también a sus seres queridos". "Es nuestro compromiso, nuestra responsabilidad y nuestra obligación, porque todos los familiares tienen derecho a poder encontrar a sus seres queridos y poder darles un entierro digno, darles esa paz que merecen, restituir su honor y al mismo tiempo cerrar heridas".

La rectora de la UGR, Pilar Aranda, destacó que el convenio "aúna la ciencia, desde la investigación básica y el trabajo concienzudo y minucioso, con defender lo principal que tienen las personas, que es su dignidad", y subrayó el "compromiso" de la institución de la que es responsable.

Jiménez Barrios añadió que el Gobierno dio ayer trámite a la constitución del Consejo Andaluz de la Memoria, donde las entidades memorialistas "van a participar estrechamente en el desarrollo de la ley", por lo que opinó que Andalucía "sigue dando pasos a la vanguardia en esta importante ley de restitución de la verdad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios