Tribunales

La Audiencia condena a 7 años de internamiento al joven que dejó en coma a su tío

  • Le absuelve del delito de tentativa de homicidio porque sufrió un "brote psicótico agudo"

  • Los hechos tuvieron lugar hace un año en la localidad de Vélez de Benaudalla

Los hechos enjuiciados tuvieron lugar en Vélez de Benaudalla hace un año Los hechos enjuiciados tuvieron lugar en Vélez de Benaudalla hace un año

Los hechos enjuiciados tuvieron lugar en Vélez de Benaudalla hace un año / G. H.

La Audiencia de Granada ha absuelto al joven juzgado por una tentativa de homicidio por golpear a su tío hasta dejarlo en coma "por maricón" al aceptar la eximente completa de alteración psíquica, aunque le ha impuesto como medida el internamiento en un centro durante siete años.

La sentencia de la Sección Segunda, contra la que cabe recurso, ha considerado que no puede condenar a Francisco Javier M.P., de 21 años, al haber quedado demostrado que el procesado actuó durante un brote psicótico agudo derivado del consumo de estupefacientes.

Como alternativa ante la eximente completa acordada por el tribunal, el fallo ha impuesto que el joven sea internado en un centro especializado en el que pueda recibir asistencia durante un plazo máximo de siete años y que esté bajo un régimen de libertad vigilada durante el mismo periodo de tiempo.

Durante el juicio, que se celebró el pasado marzo, la letrada de la defensa del joven, Raquel Miranda, expuso la incapacidad del procesado, para quien la Fiscalía llegó a pedir 23 años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa con las circunstancias agravantes de parentesco y discriminación por la orientación sexual, debido a que la víctima es homosexual.

Sin embargo, en la última sesión el Ministerio Público se sumó a la tesis de la defensa y solicitó la absolución del acusado, que durante el juicio reconoció los hechos pero matizó que no recordaba nada, que nunca quiso matar a su tío y que se llevaba bien con la víctima y con toda la familia.

Los hechos se remontan a la noche del 2 de abril del año pasado cuando el joven inició una fuerte discusión con su tío, de 37 años, en un domicilio de Vélez de Benaudalla.

Francisco Javier llamó a la víctima "maricón de mierda" y comenzó a golpearle de manera brutal con un palo por todo el cuerpo, y aunque su tío logró huir de la vivienda, lo alcanzó en la calle y le propinó golpes en la cabeza con una piedra hasta que lo dejó tumbado sobre un charco de sangre, gravemente herido.

Cuando mediaron los vecinos y la Guardia Civil, el acusado seguía insultando a su tío diciendo que tenía que matarlo por maricón.

Como consecuencia de los golpes, la víctima sufrió heridas muy graves a nivel neurológico que pusieron en riesgo su vida y le dejaron en coma, con contusiones y hemorragias cerebrales, fractura de huesos de la nariz y la boca, pérdida de dientes, traumatismo torácico y fracturas costales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios