Granada

El Ayuntamiento estudia denunciar a Correos por dejar de enviar cartas ante impagos de facturas

  • El operador de servicio postal ha dejado de remitir notificaciones durante días

  • Cs exige buscar responsables y pregunta a la capital quién decide las prioridades de pago

Una moto de Correos en las calles de Granada. Una moto de Correos en las calles de Granada.

Una moto de Correos en las calles de Granada. / G. H.

Cada día el Ayuntamiento de Granada envía miles de notificaciones a los vecinos. Sin embargo, esta cantidad ingente de información al ciudadano se ha visto paralizada durante varios. Tal y como desveló ayer el portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, Correos ha dejado de prestar el servicio ante el impago de facturas por parte de la capital. Un hecho que ha sido confirmado por el concejal de Economía, Baldomero Oliver, que ayer anunció su intención de emprender acciones legales contra el operador postal ante la parálisis de este servicio “esencial” de información al ciudadano. Porque la falta de notificaciones afecta a las multas pero también a las comunicaciones para la concesión de subvenciones y otras ayudas.

Según ha explicado Baldomero Oliver las dificultades económicas del Ayuntamiento han provocado el impago de algunas facturas. No obstante, a día de hoy solo se adeuda una. Lo que el edil no comprende es porque Correos corta este servicio esencial a pesar de que, en etapas anteriores de Gobierno, por ejemplo durante el mandato popular, los pagos de los recibos se retrasaron todavía más.

El también portavoz del equipo de Gobierno socialista ha asegurado que en todo momento el Ayuntamiento ha tenido voluntad de pagar y así se le hizo saber incluso a Correos durante la celebración de una reunión. En este sentido, el edil manifestó que ha encargado un informe a la asesoría jurídica para ver si esta forma de proceder es conforme a derecho en el caso de un Ayuntamiento que pierde, por este proceder de Correos, un servicio esencial.

“Si lo hicieran igual Rober o Inagra a las que siempre se les ha debido dinero se suspendería el autobús o la limpieza” puso como ejemplo Oliver quien ha recordado que según la Ley de Contratos una empresa podrá dejar de prestar un servicio ante impagos que superan los cuatro meses. Una cifra que la capital no ha superado.

“Correos no es una empresa cualquiera ni tiene un régimen jurídico cualquiera” detalló el concejal que considera que el Ayuntamiento no tiene otro remedio que operar con Correos que es una empresa de titularidad pública a pesar de estos inconvenientes. Asimismo, lamentó que el Ayuntamiento no siempre pueda responder: “Ya me gustaría a mí tener todas las facturas al día”.

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada, Manuel Olivares, que denunció ayer la suspensión del servicio en comisión municipal, exigió responsabilidades al equipo de Gobierno ante este impago cuyas consecuencias podrían haber afectado a miles de vecinos teniendo en cuenta que, según los datos que maneja Cs, Granada ha estado un mes sin servicio postal.

El portavoz de Cs se preguntó quién decide el orden de preferencia de los pagos del Ayuntamiento y solicitó más información sobre qué consecuencias genera este problema así como apostó por buscar al responsable. Olivares aseguró este conflicto es “un ejemplo claro del coste de la mala administración”. “Una empresa privada buscaría al responsable mientras que aquí se habla de denunciar a Correos a pesar de que el Ayuntamiento no está pagando algunas facturas”, dijo Olivares quien consideró que el PSOE no va a denunciar ya que el partido socialista también gestiona Correos.

Fuentes de Correos han manifestado a este periódico que la suspensión de notificaciones no supone el cese del servicio pues el Ayuntamiento podría haber acudido a la oficina de Correos para seguir enviando notificaciones mediante franqueo (sellos) en el acto.

Una operación que parece complicada teniendo en cuenta las miles de notificaciones que remite el Ayuntamiento a diario. Asimismo, el operador postal ha asegurado que el corte del servicio forma parte del protocolo habitual que se sigue en caso de impagos tanto de empresas como de administraciones públicas.

Ni el Ayuntamiento ni Correos llegaron a concretar las cantidades adeudadas de esas facturas o el número de días y de notificaciones que se han perdido como consecuencia de esta incidencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios