Granada

El Ayuntamiento invierte 46.500 euros en eliminar las barreras de 18 calles

  • El Gobierno Local aprobó los pliegos de condiciones para la adjudicación de los obras que se prolongarán durante 4 meses

Conseguir que el callejero granadino sea conocido por ser uno de los más accesibles es uno de los retos que el Ayuntamiento se ha propuesto en este mandato. Para eso, la Junta de Gobierno Local dio el visto bueno a la aprobación de pliegos y a la iniciación del procedimiento de negociado para el contrato de obras en dieciocho calles de la ciudad. Un proyecto en el que la capital invertirá un total de 46.583 euros.

Las tareas que se acometerán en cada una de ellas buscan que se conviertan en vías completamente accesibles para todos aquellos que tengan alguna discapacidad. "Ya tenemos cerradas las dieciocho calles de la capital, ubicadas en diferentes distritos, que serán adaptadas y ahora lo que hay que hacer es determinar las prioridades", comentó el portavoz del equipo de Gobierno, Juan Antonio Mérida.

El representante municipal explicó que al tratarse de un procedimiento de negociado los trámites para comenzar los trabajos no se prolongarán demasiado, así que las obras podrán iniciarse cuanto antes. "Lo que sí está fijado es el plazo de ejecución de las reformas arquitectónicas que está previsto que se prolongue durante cuatro meses desde su inicio", concretó el edil.

Al tratarse de zonas y calles dispares, la adecuación y eliminación de barreras será diferente en cada vía, pero, de manera general se trata de instalar rampas para hacer más sencillo el tránsito o el acceso a determinadas zonas de la ciudad, eliminar o rebajar bordillos del mismo modo que retirar o adaptar elementos del mobiliario urbano tales como pivotes de aparcamiento o balizas que suelen causar grandes problemas al colectivo discapacitado.

Además de las calles, esta primera intervención afectará a zonas universitarias como la entrada al Campus de Fuentenueva y a la Facultad de Ciencias. Un espacio muy transitado por estudiantes que ya habían reclamado la eliminación de las barreras en la zona.

A pesar de todo, el colectivo de discapacitados ya ha reclamado en varias ocasiones la falta del llamada Plan de Accesibilidad de la ciudad. Un documento que es obligatorio en todos los Ayuntamientos y que reúne los parámetros necesarios para una ciudad accesible. Es más, es este proyecto de accesibilidad debe regir cada uno de los trabajos urbanísticos que se realizan en la ciudad ya que especifica las medidas y el mobiliario que se pueden incluir en la vía sin que se perjudique el tránsito de las personas con reducida movilidad.

En su momento, la edil del grupo socialista, Cristina González, criticó que la falta de este plan ha sido nefasta en obras como la Gran Vía o la de Pedro Antonio y alertó que la ausencia del proyecto puede acarrear una sanción cercana al millón de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios