Granada

BMN intentará captar cien inversores institucionales a través de la emisión de bonos

  • La idea de la entidad de la que forma parte CajaGranada es que entren como accionistas empresas andaluzas de renombre

El Banco Mare Nostrum proyecta colocar entre unos cien inversores institucionales los 230 millones en obligaciones convertibles que se dispone a sacar al mercado. La captación de inversores privados siempre ha formado parte del plan de recapitalización de BMN. Así lo aseguraron fuentes de la entidad financiera cuando la semana pasada se hizo pública la intención del banco de emitir estas obligaciones convertibles a los tres años, con un interés del 8% durante ese plazo, para captar 230 de los 485 millones de euros que necesita para alcanzar el 10% de core capital. Esta es una de las bases del Plan A diseñado por el SIP formado por CajaGranada, Caja Murcia, Sa Nostra y Caixa Penedés, que intenta por todos los medios que el FROB entre en el capital de BMN. Aunque el grupo ya tiene un préstamo del Fondo de Reordenación Ordenada Bancaria de 915 millones de euros, que tiene que devolver en cinco años con un interés del 8%.

Según fuentes del sector financiero, BMN tiene claro el perfil de los socios privados que espera vincular a la entidad en la operación. No todo el mundo tendrá la puerta abierta para comprar obligaciones de Mare Nostrum. El artículo 78 de la Ley de Mercado de Valores es muy concreto, ya que especifica que sólo podrá ser considerado cliente institucional aquel que cumpla dos de los siguientes requisitos: contar con los conocimientos y la cualificación necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y valorar correctamente sus riesgos; tener un capital disponible de al menos medio millón de euros; o tener acreditadas en el último año más de diez operaciones en Bolsa por trimestre.

La experiencia en el sector no será, con todo, lo único que entre en juego. Dado el volumen de capital que BMN pretende cubrir con estas emisiones, la participación media de los clientes institucionales será considerable, de unos 2,3 millones de euros. La pretensión de BMN, además, es que entre ese centenar de inversores institucionales que cubrirán parte de la recapitalización necesaria para cumplir con las exigencias del Banco de España haya empresas andaluzas de renombre. La idea es que el peso de estas empresas de la región sea lo más significativo posible dentro del grupo de inversores institucionales, ya que este tipo de accionistas aportaría prestigio, solidez y base social a la entidad.

Además, Mare Nostrum también intentará atraer a inversores extranjeros, que en todo caso podrían representar en torno a un 10% de la cartera de accionistas que prevé conseguir mediante las emisiones de bonos convertibles en acciones.

El pasado día 30 el Banco de España concedió a BMN un plazo de 25 días para culminar su proceso de recapitalización. No es la única entidad que está necesitando tiempo extra para cerrar la captación de capital. Liberbank, SIP constituido tras la unión de Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria, se encuentra en la misma situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios