Granada

El CGPJ apoya a la jueza que amenazó con detener a Spiriman

  • La magistrada Jiménez Muñoz cumplió su obligación de exigir que se guarden el "respeto y la consideración debidos" en la declaración de Candel, según ha resuelto el órgano de gobierno de los jueces.

Spiriman, en una de sus comparecencias en los juzgados. Spiriman, en una de sus comparecencias en los juzgados.

Spiriman, en una de sus comparecencias en los juzgados.

La queja que el polémico médico granadino Jesús Candel, conocido como Spiriman, presentó ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) contra la magistrada María Ángeles Jiménez Muñoz, que ha instruido contra él dos causas penales y que en uno de los actos celebrados amenazó con detenerlo, ha sido rechazada por el órgano de gobierno y disciplina de los jueces. El informe final corrobora que la instructora cumplió su obligación de mantener el "buen orden" y exigir que el investigado guardara "el respeto y consideración debidos en los tribunales". 

El pasado 15 de noviembre, Candel estaba citado para declarar ante la jueza como investigado por el posible delito de injurias y calumnias al fiscal jefe provincial de Granada. La comparecencia de Spiriman fue un episodio tenso que duró apenas 10 minutos y en el que la magistrada Jiménez Muñoz tuvo que llegar a advertirle de la posibilidad de ser detenido si mantenía su actitud y la forma de manifestarse en presencia de la autoridad judicial.

En la puerta de los juzgados Spririman se dirigió muy enfadado a una nube de periodistas que lo esperaba y anunció que presentaría una querella contra la jueza Jiménez Muñoz. Lo que al final hizo fue trasladar al CGPJ en diciembre pasado una queja contra la magistrada por supuesta falta disciplinaria cuando amenazó con detenerlo hasta en dos ocasiones. También denunciaba irregularidades de la misma instructora en las dos causas judiciales que tenía abiertas contra él (las posibles injurias al fiscal jefe y, de otro lado, a la expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz) porque aseguraba que habría vulnerado su derecho de defensa, según su versión.

El CGPJ informa de que todo se debe a la "disconformidad" de Candel con las resoluciones de la jueza, que lo ha investigado en dos causas penales

El CGPJ ha informado a este periódico de que la resolución final del Promotor de la Acción Disciplinaria, firmada el pasado 15 de marzo, concluye con el archivo de la denuncia porque no aprecia esa supuesta "desconsideración" de la jueza, sino una "disconformidad" de Candel con las resoluciones adoptadas por la instructora en las causas contra él. Para resolver esas cuestiones, Spiriman cuenta con la vía ordinaria de los recursos. 

Tras visionar el vídeo de aquella declaración judicial (que fue reclamado desde Madrid), el CGPJ apoya sin fisuras la actuación de la jueza porque se limitó a cumplir su obligación de mantener "el buen orden de las vistas". Las circunstancias "a las que tuvo que hacer frente" la jueza Jiménez Muñoz fueron, según la resolución, la necesidad de corregir una serie de "faltas" al modo que viene recogido en la Ley Orgánica del Poder Judicial. 

El informe recuerda que todo el proceso jurisdiccional es un marco de discusión  donde "la tensión dialéctica puede alcanzar niveles ciertamente elevados y significativos". El instructor de estas diligencias explica que después de ver el documento audiovisual del juzgado de aquel 15 de noviembre no puede compartir las acusaciones sobre posibles desconsideraciones de la jueza. 

El motivo del conflicto vivido en la sala aquel día fue el interés de Spiriman y su defensa en evitar el visionado de los vídeos colgados en redes sociales (la principal prueba de cargo) donde el médico habría ofendido al fiscal jefe provincial y que fueron aportados por la Fiscalía. La jueza ordenó que se proyectaran, a pesar de que Candel se negaba porque argumentaba que eran falsos (algo que luego ha quedado descartado en la investigación, que los considera auténticos). El médico acusó entonces a la jueza de “utilizar pruebas falsas”, en alusión a este documento audiovisual.

Además de esta denuncia al CGPJ, Candel ha planteado la recusación de la jueza para que sea apartada de sus casos. En este asunto, en el que el médico pone en duda la imparcialidad de la magistrada, está aún pendiente de resolución por parte de la Audiencia Provincial de Granada. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios