Granada

Caja Rural fija para el 11 de abril la asamblea para elegir a su presidente

  • Dimas Rodríguez formaliza la candidatura para competir con Antonio León, máximo responsable de la entidad desde 2008

Dimas Rodríguez y Antonio León, en 2009. Dimas Rodríguez y Antonio León, en 2009.

Dimas Rodríguez y Antonio León, en 2009. / g. h.

Las elecciones en la Caja Rural tendrán dos candidatos frente a frente, algo inédito en los últimos procesos electorales de la entidad financiera. Antonio León, máximo responsable desde que accediera a la presidencia en 2008, tendrá enfrente a Dimas Rodríguez, que fue destituido el pasado mes de julio como director general de Caja Rural y que ya ha formalizado su candidatura. El próximo viernes comienzan las juntas preparatorias, 21 en total, donde se elegirán a los compromisarios que irán a la asamblea general del próximo 11 de abril para votar por una de las candidaturas ya oficiales.

Para Dimas Rodríguez, el primer punto de su programa es profesionalizar la dirección de la caja "que nunca ha tenido un presidente con formación ejecutiva". En su caso, además de su experiencia como director general, defiende la "amplia experiencia" del segundo de su lista, Antonio Puig, que fue jefe de zona y de oficina. "Ahora son los socios los que nos tienen que dar su confianza porque los ejes de mi gestión son apostar por el empleo, por la excelencia, por una caja profesional y bien gestionada que atienda a los valores de la entidad, el mérito y el trabajo en equipo, algo que se está perdiendo con la actual dirección", apunta.

Dimas Rodríguez abandonó Caja Rural el pasado 3 de julio y ocho meses después regresa para disputar la presidencia a Antonio León, que la ostenta desde que en 2008 sucedió a Antonio Ruiz Rejón. Sobre su salida, el exdirector general señala que la justificaron por la "presión comercial". "Pero nadie se lo cree porque la caja funcionaba muy bien apostando por la cercanía con el cliente en un mundo financiero cada vez más competitivo, pero los aciertos superan los errores en mi gestión porque hay están los datos de cuota de mercado y de penetración", defiende.

Y en un contexto en el que han desaparecido las cajas de ahorro, Dimas Rodríguez defiende su trayectoria y otorga un "sobresaliente" a su gestión de la crisis. "Ahora toca asentar lo que se ha hecho por el bien de una plantilla de casi 800 personas que tiene que tener confianza en el futuro y que, que con la deriva que ha tomado la caja en los últimos meses, no lo tienen asegurado".

Dimas Rodríguez encara el proceso electoral con "optimismo", aunque advierte que será una lucha "desigual" porque denuncia que no cuenta con el censo de los votos y las aportaciones. "Pero hemos ultimado la candidatura con pocos medios y en un tiempo récord para conseguir que la caja no pierda el rumbo tras tantos años de trabajo", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios