Granada

Cervezas Alhambra reduce el consumo de agua y energía

  • También descienden sus emisiones de CO2 pese al aumento de la producción cervecera un 9,88%

Patio central de la factoría de Cervezas Alhambra. Patio central de la factoría de Cervezas Alhambra.

Patio central de la factoría de Cervezas Alhambra. / g. h.

Mahou San Miguel, líder del sector cervecero en España, ha optimizado el comportamiento ambiental de su centro de Cervezas Alhambra en Granada, planta que ha aumentado su producción un 9,98% y ha disminuido su consumo de agua un 11,98 %, el de energía en 2,40 % y sus emisiones de CO2 en un 2,41 %.

Según informó ayer la compañía, el compromiso con el entorno natural es uno de los principios que ha guiado su actividad desde sus orígenes.

En el caso de la planta de Granada, que se ubica en la Avenida de Murcia 1, esto se concreta en el hecho de que durante el pasado ejercicio todos sus indicadores ambientales experimentaron una "importante mejora".

A la vez que la producción de la planta de Cervezas Alhambra aumentó un 9,98 % en 2017, su consumo unitario de agua disminuyó en un 11,98 % gracias a la optimización tanto de los equipos como de los procesos. Este dato supone el ahorro de 16.818 metros cúbicos, lo que equivale a casi siete piscinas olímpicas, y que es especialmente significativo si se tiene en cuenta que este recurso constituye la principal materia prima con la que la cervecera granadina elabora sus productos.

Los proyectos de compensación y ahorro se han visto reforzados por otros de índole industrial, como es la renovación de sus equipos en la factoría. Esta eficiencia se encuentra, igualmente, en el rendimiento energético, área en el que las instalaciones de Granada disminuyeron su consumo unitario en un 2,40% el año anterior, lo que evitó el uso de 363 megavatios hora, con el 100% de la energía eléctrica consumida procedente de fuentes renovables.

La responsabilidad de la cervecera con el medioambiente encuentra también su reflejo en la reducción progresiva de sus emisiones de CO2, que en 2017 experimentaron solo en el caso de Granada un descenso del 2,41%.

Lo anteriormente reflejado ha implicado que el año pasado se evitara la emisión a la atmósfera de 56 toneladas, que es el equivalente a lo expulsado por un vehículo que cubriese la distancia que separa Granada y Madrid durante más de 1.165 trayectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios