Los ceses en Granada por la crisis sanitaria de Granada Cesados con las batas puestas

  • El exgerente del SAS, Miguel Moreno Verdugo y el exgerente del Virgen de las Nieves, los dos primeros destituidos por Salud en esta crisis sanitaria

Cesados con las batas puestas Cesados con las batas puestas

Cesados con las batas puestas

José Guerrero, exgerente del Virgen de las Nieves desde hace algunas horas, es la última víctima de las turbulencias de la sanidad granadina. Una tormenta perfecta que no llegó a amainar sino que ha permanecido dormida unos meses a la espera de cambio en la atmósfera política. Este psiquiatra y el anterior gran cargo sustituido por Salud, el exgerente del SAS, Miguel Moreno Verdugo han sido cesados con las batas puestas.

Ambos –la diferencia entre los dos ceses es de apenas unas semanas– han aguantado en su puesto apenas 10 meses. También en sendos casos estos altos cargos han visto como su puesto se tambaleaba a medida que los profesionales de la sanidad salían a la calle y se movilizan por toda Andalucía. Un problema estructural que, a priori, sale de su ámbito de actuación dado que lo que piden los sanitarios es mayor dotación de personal en sus respectivos centros, decisión que compete en este caso al consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Desde el ámbito sanitario granadino ya se temía que el cese de Moreno Verdugo abriera la senda para nuevas destituciones y finalmente, el primero en ser señalado ha sido el gerente del hospital que por ahora, capitaliza las mayores protestas, el Virgen de las Nieves.

Pero Granada no arquea las cejas sorprendida ante este tipo de situaciones, aunque sí lo hace cuando un destitución viene precedida por un anuncio de prosperidad como la que hizo el lunes Aguirre. Esta ciudad fue protagonista hace más de un año de las mayores manifestaciones sociales y profesionales por la sanidad en toda España. Marchas gigantescas que cubrían la Gran Vía a gritos por mantener los famosos ‘dos hospitales completos’ de la ciudad que acabó finalmente con una ‘escabechina’ de altos cargos de la sanidad granadina y andaluza del gobierno socialista por la debacle de la fusión-desfusión.

Fueron varios edificios socialistas los que colapsaron con la anterior crisis sanitaria de Granada. A lo largo del proceso de reordenación hospitalaria de Granada tres gerentes, un consejero, un viceconsejero de Salud y un gerente del SAS abandonaron su cargo. Fueron Bayona, Martín Blanco, Aranda, Alonso, López Espadas, Gutiérrez y finalmente, Jiménez Gómez –Pilar Espejo aguantó hasta el final de legislatura–.

Siete cargos y siete personas sustanciales para entender la historia más reciente de la sanidad granadina a las que se unen dos nuevas piezas, estas nombradas por otro signo político que pese a su intención de traer el cambio, no ha visto sino la misma rémora: una sanidad que continúa sin tener una plantilla completa, al menos en el caso del Virgen de las Nieves, según claman sus profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios