Granada

China, otra potencia en el aula

  • El número de alumnos marroquís y rumanos cae mientras crece la presencia de chinos en los centros educativos

  • Granada pierde un 21% de alumnos extranjeros en Primaria y ESO

Clase en el CEIP José Hurtado, uno de los centros más internacionales de la capital. Clase en el CEIP José Hurtado, uno de los centros más internacionales de la capital.

Clase en el CEIP José Hurtado, uno de los centros más internacionales de la capital. / pedro hidalgo

Regentan negocios, han desarrollado una red comercial que se expande desde mínimos locales de barrio a grandes naves en polígonos industriales. La presencia de ciudadanos chinos en la provincia es notable y también ganan terreno en las aulas de los centros educativos. Mientras que la presencia de alumnos extranjeros en los colegios e institutos de la provincia está en franco retroceso, la comunidad china no sólo se mantiene, sino que repunta ligeramente. Los números indican que están a años luz de los números de las otras dos nacionalidades foráneas mayoritarias, rumanos y marroquíes, pero los nacionales del gigante asiático se apuntan el tanto de ser de las pocas nacionalidades que avanza en cuanto al número de matrículas en los últimos años.

La foto global de la inmigración en las aulas educativas señala que a pesar de la mejora de los datos macroeconómicos, Granada sigue sin remontar. En el curso 2010/2011 había matriculados 8.158 alumnos extranjeros en colegios e institutos granadinos sólo entre Primaria, ESO y Bachillerato. Eran más, ya que la presencia de alumnos extranjeros se reparte en todos los niveles, con menor incidencia en el primer ciclo de Infantil, pero con una notable presencia en la educación de adultos, según las estadísticas. En el 2015/2016 se contabilizaron 6.196 alumnos entre Primaria, Secundaria y Bachillerato. En apenas cinco cursos -que coinciden con años de especial dureza de la crisis económica- el descenso había sido del 24,4%. Los números indican que la crisis ha amainado, pero la presencia de foráneos en las aulas de la provincia sigue de capa caída. El pasado curso 2016/2017 -del que ahora se han conocido los datos estadísticos-, entre Primaria, Secundaria y Bachillerato, se contabilizaron 5.359 matriculados, un 13,2% menos si se compara con el curso anterior y un 34,4% si se toma como referencia el primer año de la década. Se trata de una de las consecuencias directas de la crisis económica y del paro, dos motivos que diluyeron el atractivo de Granada como provincia a la que emigrar para familias con hijos en busca de una oportunidad laboral.

La tendencia global no ha afectado a todas las nacionalidades del mismo modo. Así, se evidencia en los grupos con mayor presencia en las aulas granadinas. Los alumnos con nacionalidad rumana han pasado a ser 1.393 en el pasado curso. Hace dos cursos, en 2014/2015, eran 1.473, lo que supone un descenso del 5,5%. En cuanto a los marroquíes -la nacionalidad extranjera más numerosa en las aulas granadinas- ha pasado de los 2.905 matriculados hace dos cursos a los 2.427 del último año (-16,5%).

La misma tendencia a la baja siguen nacionalidades tan presentes en el día a día de la provincia como Reino Unido, que ha pasado de 630 nacionales matriculados hace dos años alumnos a 347 en el pasado curso. La comunidad boliviana ha pasado de tener 513 estudiantes a 410. Ecuador no ha sido una excepción en esta tendencia, con un descenso del número de alumnos notable. De 298 a 187 matriculados.

Asia, sin embargo, se mantiene al margen gracias a la pujanza de la comunidad china. Según los datos de la Consejería de Educación, de los 651 asiáticos matriculados en el pasado curso, 413 eran nacionales chinos. Su población escolarizada ha crecido en los últimos cursos de forma constante. Así, ha pasado de 350 alumnos a 413 del último dato publicado (15,2%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios