Granada

La cara B de la Ciudad del Rock: multas de 3.000 euros por música en directo

  • El pub Orleans fue sancionado en la Noche en Blanco por carecer de licencia

  • El dueño ha decidido cerrar

Miles de personas salieron a la calle para disfrutar de las actividades culturales de la Noche en Blanco. Miles de personas salieron a la calle para disfrutar de las actividades culturales de la Noche en Blanco.

Miles de personas salieron a la calle para disfrutar de las actividades culturales de la Noche en Blanco. / carlos gil

Cuando nació el proyecto Granada Ciudad del Rock todo apuntaba a que la música en directo iba a ocupar el lugar que se merece. El problema es que la normativa a nivel andaluz todavía no autorizaba a ofertar estos conciertos en bares y pubs. De hecho, hasta el pasado martes, que un pianista interpretara una pieza en un local de estas características estaba completamente prohibido por extraño que parezca. No obstante, en la capital, y amparado por el proyecto Granada Ciudad del Rock, se empezaron a impulsar una serie de conciertos en distintos locales que animó a los empresarios a programar música en directo sin olvida el descanso de los vecinos.

Sin embargo, no a todos les ha salido bien esta operación. Según denunciaron en el debate del estado de la ciudad los grupos de la oposición se está multando a los empresarios que han decidido apostar por estos conciertos. No sólo lo dicen ellos. Existen ya casos de personas que han denunciado su historia a través de las redes sociales, como es el propietario del pub New Orleans.

Según ha indicado a este periódico cuando el equipo de Gobierno socialista llegó al poder organizó varias reuniones con los músicos y propietarios de bares en la que se les comunicó "la intención de cambiar la normativa que regula las licencias de los locales para poder hacer música en directo". No obstante y a la espera de que llegara ese momento, desde el Ayuntamiento, según indicó este empresario, se animó a los propietarios de los bares a realizar conciertos y les dijeron que "si no teníamos denuncias de vecinos no tendríamos ningún problema con ningún vecino". Además, les aseguraron, según la misma fuente, que habían hablado con la Policía Local para que fueran más permisibles en las inspecciones de los conciertos.

Sin embargo, esta permisibilidad no se ha materializado siempre. El pub fue multado el pasado mes de abril durante la celebración de La Noche en Blanco por celebrar un concierto en directo de música cubana. La sanción asciende nada menos que a 3.000 euros. "Lo que empieza a suceder los siguientes meses es que se producen distintas inspecciones por parte de la Policía Autonómica y de la Policía Local de Medio Ambiente (la llamada Patrulla Verde), y denuncias a varios locales de la ciudad por realizar música en directo", dijo este afectado que habla, incluso, de una "persecución para multar a los locales que desarrollan esta actividad ilegal". Tras esto, los empresarios afectados acudieron al Ayuntamiento para contarle lo sucedido y en un principio, les dicen que "van a solucionarlo de manera individual". Sin embargo, finalmente el pub recibió la multa que asciende a la friolera de 3.000 euros. Finalmente, y ante la sensación de impotencia, el propietario decidió cerrar el establecimiento al no encontrar la fórmula para ganar clientela teniendo en cuenta el veto a la música en directo que supone un auténtico reclamo.

Con la aprobación de la ley autonómica se legaliza esta actividad cultural. Sin embargo, serán los ayuntamientos quienes deberán decidir cómo aplican la normativa en sus términos municipales. Habrá que esperar para comprobar si el decreto de la Junta supone una ebullición de la música en directo o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios