tribunales

Comienza el juicio contra un médico por supuesto acoso sexual a una enfermera

  • La Fiscalía pide 6 meses de cárcel y 6.000 euros al facultativo de 59 años por agarrar e intentar besar varias veces a la joven de 28 años

Comienza el juicio contra un médico por supuesto acoso sexual a una enfermera Comienza el juicio contra un médico por supuesto acoso sexual a una enfermera

Comienza el juicio contra un médico por supuesto acoso sexual a una enfermera

El Juzgado de lo Penal 5 de Granada acoge mañana, a partir de las 11:30 horas, el juicio contra un médico de 59 años al que la Fiscalía pide seis meses de prisión por supuesto acoso sexual en el ámbito laboral a una enfermera de 28 años en el verano de 2018, tres días después de empezar a trabajar en un centro de salud de la provincia. Según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, sobre las 13:30 horas del 6 de julio de 2018, el procesado, para el que piden también el pago de 6.000 euros en concepto de responsabilidad civil por daño moral, “aprovechando que ya no había ningún paciente en el centro”, se dirigió hacia la consulta de enfermería.

Una vez dentro, y supuestamente “actuando movido por un evidente y manifiesto propósito de atentar contra la libertad sexual” de la enfermera, “y prevaliéndose de su superioridad profesional, la agarró de sus manos al tiempo que le dijo” que le iba “a dar un beso”. Cuando la denunciante trató de evitarlo, el procesado procedió “a soltarle las manos y cogerle la cara, intentando atraer la boca” de ella “hacia la suya, con evidente deseo de besarla”.

Posteriormente, se habría marchado y luego pedido perdón, “accediendo ella a disculparle presa del miedo que el acusado le infundió en su persona y más al hallarse solos en el centro de salud”.

Entonces “nuevamente intentó besar” a la enfermera “sin éxito” y ya se fue del consultorio. Se habría disculpado luego con un mensaje a través de una aplicación telefónica, que habría utilizado para enviarle otros mensajes, también en días anteriores. Ella “sufrió una crisis de ansiedad, afectando a su estado anímico la conducta del acusado”. Igualmente “no sólo le fueron cambiados sus servicios a fin de que no coincidiese laboralmente con el acusado, sino que incluso fue cambiada de destino”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios