Granada

Concurso culinario 'con aliño' de multa

  • El Ayuntamiento propone sancionar a la Escuela de Hostelería por no cumplir con la normativa al mismo tiempo que le pide que acoja un certamen de cocineros

El centro suma medio siglo de historia como escuela de hostelería. El centro suma medio siglo de historia como escuela de hostelería.

El centro suma medio siglo de historia como escuela de hostelería. / granada hoy

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Granada a solicitado a la Escuela de Hostelería Hurtado de Mendoza, dependiente de la Consejería de Educación, que preste sus espacios para acoger la semifinal de un concurso culinario del 7 al 11 de mayo. Precisamente el mismo centro educativo público, que todavía no ha contestado a esta petición municipal, podría ser sancionado con hasta 6.000 euros de multa por el propio Ayuntamiento por no contar, según el informe de la inspección de Consumo, con la documentación necesaria para operar como establecimiento de hostelería.

El pasado mes de enero la inspección propuso multar al centro educativo Hurtado de Mendoza con 6.000 euros por no contar con el plan medioambiental que es preceptivo para los establecimientos de hostelería, según confirmó a este periódico el director de la Escuela, José Luis Lizancos, que subraya que la Escuela cuenta con toda la documentación necesaria. La Delegación de Educación y el centro ya han expresado las alegaciones a la propuesta de sanción. Al mismo tiempo, en estos días debe decidirse si el centro acepta la petición del Ayuntamiento de Granada de ser sede de la semifinal de un concurso culinario promovido por el propio Consistorio, Granachef. El mismo Ayuntamiento que propone el castigo. "Es algo que choca. Choca que el Ayuntamiento nos diga que nos falta documentación y que nos estén pidiendo el uso de la instalación", reconoce el director. Lizancos, sin embargo, afirma que la decisión sobre la cesión del espacio "no se ha respondido" todavía y que, en cualquier caso, dependerá de lo que decida el consejo social del centro, órgano formado por representantes de la Escuela, sindicatos, Administración educativa, Empleo, y organizaciones empresariales y de hostelería. El consejo social tiene previsto reunirse en dos semanas y será, según adelanta el director de la Escuela, en ese encuentro cuando se decida si se acepta la petición municipal. En cualquier caso, Lizancos defiende que "tengo que obviar esos temas" -en relación a la sanción- y que el centro "tiene que estar abierto a la sociedad". Sin embargo, elude responder de forma clara a si es favorable a que el certamen culinario se celebre en las instalaciones.

Por su parte, desde la Delegación provincial de la Consejería de Educación se indica que es el centro -en este caso el consejo social- el que decide qué tipo de iniciativas acoge. Sobre las alegaciones a la propuesta de sanción municipal, fuentes de la Delegación explicaron que "el Hurtado de Mendoza cuenta con un aula taller restaurante, como es preceptivo para un centro de esa índole, y que según la legislación vigente cuenta con toda la documentación necesaria para estar operativo, sin faltarle ninguna". En este sentido, añaden que "el centro cumple todas las condiciones medioambientales y sanitarias correspondientes a su actividad".

El certamen culinario promovido por el Ayuntamiento está dirigido a jóvenes entre 18 y 35 años y este 2018 cumple su quinta edición. La semifinal, en la que participarán seis cocineros, tendrá lugar del 7 al 11 de mayo, mientras que la final -a la que accederán tres concursantes- está prevista del 4 al 8 de junio.

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, confirmó ayer que se inició la sanción que no es de oficio y que la discusión está en si realizan o no una actividad mercantil. Ahora está en plazo de alegaciones. La decisión última será de los técnicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios