Granada

Condenado por abusar sexualmente de una menor de un centro de acogida de Granada

  • Confirmada la pena de cuatro años por abusar de la niña a la que compensaba económicamente tras los tocamientos

Condenado por abusar sexualmente de una menor de un centro de acogida de Granada Condenado por abusar sexualmente de una menor de un centro de acogida de Granada

Condenado por abusar sexualmente de una menor de un centro de acogida de Granada

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena a cuatro años de prisión para un hombre acusado de un delito continuado de abusos sexuales cometido contra una menor de 14 años, una niña de un centro de acogida a la que compensaba económicamente tras los tocamientos.

La sentencia del alto tribunal, a la que ha tenido acceso Efe, ha desestimado el recurso interpuesto por el condenado, Miguel R.M., contra la sentencia dictada por la Audiencia de Granada en abril de 2019 y ha confirmado así la pena impuesta de cuatro años de prisión y otros cinco de libertad vigilada.

Según el fallo judicial, contra el que cabe recurso, los hechos se remontan al periodo comprendido entre septiembre y mediados de octubre de 2017, tiempo en el que el condenado se veía con su víctima, una niña de 14 años que por su situación de desamparo vivía bajo la tutela de los Servicios de Protección de Menores en un centro de la provincia de Granada.

La defensa del acusado recurrió la sentencia condenatoria dictada por la Audiencia al entender que se había generado indefensión por unos hechos "carentes de precisión e incorrectos", un argumento descartado por el TSJA, que ha recalcado que se acotó a un periodo temporal y contó con la declaración creíble de la víctima.

El acusado ha sido condenado a un delito continuado de abusos sexuales por invitar a la menor a su casa, a la que acudía incluso ausentándose de clase por las mañanas, a la que tocaba el pecho y las piernas con actitud lasciva y a la que compensaba después con dinero e incluso con un teléfono móvil.

También recurrió la calificación como continuado del delito, lo que ha descartado el alto tribunal con el argumento de que el condenado aprovechó situaciones similares, en su vivienda, para cometer los abusos.

Los hechos fueron denunciados por los profesionales del centro de menores en el que residía la niña quienes, tras comprobar que tenía unos gastos por encima de los normales, investigaron y conocieron los hechos por el testimonio de otros compañeros de la víctimas.

La niña los expuso después en su declaración policial y judicial, un testimonio con un alto grado de credibilidad y sin contradicciones de relevancia.

La Sala de los Civil y Penal del TSJA también ha descartado que el delito fuera en grado de tentativa, como recurrió el procesado, pese a que la víctima expuso que en ocasiones le pidió otras prácticas, incluidas las relaciones sexuales, que no se produjeron.

La sentencia ha confirmado así la condena a cuatro años de cárcel, cinco de libertad vigilada y la prohibición de comunicarse con la menor o acercarse a menos de 150 metros de ella durante otros siete años. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios