Granada

Cultura inicia la restauración de la Muralla Zirí del Albaicín

  • El Ministerio materializa así una inversión de 1,2 millones en distintos puntos del histórico barrio

Los obreros ya trabajan en el entorno de la Torre de las Tres Caras, situada sobre el Arco de las Pesas. Los obreros ya trabajan en el entorno de la Torre de las Tres Caras, situada sobre el Arco de las Pesas.

Los obreros ya trabajan en el entorno de la Torre de las Tres Caras, situada sobre el Arco de las Pesas. / v. g. b.

Comentarios 1

El Ministerio de Cultura ha comenzado los trabajos de restauración y consolidación de la muralla zirí del Albaicín. Un proyecto esperado durante años, programado por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE). La intervención se desarrollará durante los próximos 18 meses en la torre de las Tres Caras -donde ya están instalados los andamios y se han iniciado las primeras tareas-, puerta de Hernán Román, tramo cementerio de San Nicolás y tramo de la calle Horno de San Agustín.

El Ministerio ya adjudicó la obra el pasado mes de agosto y ya se ha iniciado el trabajo en la zona objetivo. El proyecto contempla, entre otras, la consolidación de las estructuras, protección de coronaciones de muros y torres, eliminación de elementos y adosamientos extraños a la muralla y tratamiento contra la proliferación de especies vegetales invasoras. Además, la recomposición de geometrías volumétricas perdidas en las estructuras defensivas si fuese necesario y tratamientos de estabilización estructural y contra la penetración de agua y humedad así como la resolución de la evacuación de aguas de lluvia.

La intervención en la Muralla Zirí responde a lo especificado en el Plan Director de las Murallas del Albaicín, redactado por el IPCE en 2013. Todas las actuaciones se regirán por los criterios de mínima intervención, uso de materiales tradicionales compatibles con los originales y testados de manera práctica, retirada exclusivamente de aquellos elementos dañinos para la integridad física de la muralla, reversibilidad de las intervenciones y respeto máximo al monumento. Las operaciones se harán con supervisión arqueológica, manteniendo un seguimiento arqueológico completo de los procesos de obra y de excavación donde sea necesario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios