Sucesos

Detenido un casero por cortar la luz del piso que tenía alquilado en Granada

  • Se trata de un hombre de 36 años que tiene diversos antecedentes y ha sido arrestado en varias ocasiones

Imagen de archivo de un furgón de la Policía Nacional. Imagen de archivo de un furgón de la Policía Nacional.

Imagen de archivo de un furgón de la Policía Nacional. / E. P.

Un hombre de 36 años ha sido detenido en Granada por un supuesto delito de coacciones y falsedad ya que, como arrendador de un inmueble, supuestamente cortó la luz a unos inquilinos por no acceder estos a abonarlo tan solo unos días después de haber formalizado su arrendamiento legalmente.

El arrestado tiene numerosos antecedentes por estafa y otras conductas ilícitas y ha sido detenido en varias ocasiones, según ha informado este lunes la Policía Nacional en un comunicado.

El hombre fue sorprendido por los inquilinos mientras les cortaba la luz y fue necesaria la intervención de los agentes de la Policía Nacional cuando se inició una disputa entre el arrendador de una vivienda y sus tres inquilinos.

Esta estuvo provocada por la petición por parte del primero hacia sus tres clientes para que abandonasen el piso, sin motivo aparente y tan sólo unos días más tarde de haber formalizado con ellos legalmente un contrato de alquiler, cuyas exigencias económicas habían sido puntualmente satisfechas.

Ante la negativa de los contratantes a dar cumplimiento a la inexplicable demanda de su casero, este último procedió a llamar a la madre de una de las inquilinas y le manifestó de manera amenazadora que tenían que dejar el piso "por las buenas o por las malas".

Con posterioridad a estos hechos el presunto autor insistió en sus amenazas, esta vez vertidas sobre los dos arrendatarios varones, diciéndoles que se iban y les cortaba la luz.

Esa misma noche, sobre la una de la madrugada, los alquilados comprobaron que no disponían de suministro eléctrico, motivo por el cual bajaron hasta el cuarto de contadores donde sorprendieron al arrendador en su interior.

A la llegada de la dotación policial el detenido fue hallado en el interior del mencionado cuarto junto con varias herramientas utilizadas para manipular los contadores.

Los agentes actuantes solicitaron ver los contratos de arrendamiento que legitimaban el uso de la vivienda por parte de los afectados a lo cual accedieron en el momento.

A través del examen de los mismos se pudo comprobar que, si bien los datos consignados referentes a los alquilantes eran correctos, no ocurría lo mismo con respecto a la identidad del casero, quien había alterado su verdadera identidad "para evitar problemas", según declaró en ese mismo momento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios