Sucesos

Detenido un ladrón que esperaba a las víctimas a las puertas de sus casas

  • El detenido es un hombre de 43 años, con antecedentes policiales, que cometió varios robos en Albolote el pasado mes de diciembre

Agentes de la Guardia Civil Agentes de la Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil / Archivo

La Guardia Civil ha detenido en Pinos Puente a un individuo de 43 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de dos robos con violencia e intimidación y un hurto perpetrados el pasado mes de diciembre en la puerta de viviendas de la localidad de Albolote, donde esperaba a sus víctimas dentro de su coche para, en el momento oportuno, asaltarlas.

Entonces, "les arrancaba el bolso que llevaban encima y huía rápidamente", ha informado la Guardia Civil, además de detallar que el primer robo se produjo el pasado día 4 de diciembre de 2018.

El sospechoso esperó supuestamente a que su víctima cerrara el establecimiento que regenta en Albolote y la siguió, primero hasta un conocido supermercado y posteriormente hasta su casa. Cuando la mujer se puso a descargar la compra, el ahora detenido "salió de su coche, le arrebató el bolso por la fuerza y huyó inmediatamente después".

El segundo robo se produjo el día 19 de diciembre. La víctima fue un vendedor de la ONCE al que también asaltó en la puerta de su domicilio, y que habría oído "una voz detrás de ella que le dijo que le diera la bandolera que llevaba colgada". Aunque intentó resistirse, el detenido lo tiró al suelo y consiguió, "tras un breve forcejeo, quitársela y salir corriendo".

El tercer ilícito fue un hurto que perpetró en un establecimiento de hostelería de Albolote el día 22 de diciembre. El ahora detenido pidió permiso al regente para entrar al servicio y mientras este atendía a unos clientes se coló hasta la caja registradora y se apoderó de unos 2.000 euros.

El Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Atarfe se hizo cargo de la investigación y sus agentes descubrieron que el nexo entre los tres delitos era un vehículo de color gris, que "vieron numerosos testigos y que las características físicas del atracador" coincidían en estos casos.

Una vez que los agentes consiguieron localizar el vehículo comprobaron que su conductor era la misma persona que los testigos y las víctimas habían descrito, por lo que fue detenido como presunto autor de los dos delitos de robo con violencia y del delito de hurto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios