Sucesos

Detenido en Granada por quedarse más de 12.000 euros de la empresa de gestión de créditos para la que trabajaba

  • El trabajador, que tenía un despacho en la provincia, ejercía como comercial en Andalucía, Murcia y Alicante

Un agente de la Policía Nacional. Un agente de la Policía Nacional.

Un agente de la Policía Nacional. / G. H.

Trabajaba como comercial en una empresa en la que intermediaba en la aprobación de préstamos hipotecarios para inmobiliarias y clientes particulares en Granada. Sin embargo, este comercial se quedaba con dinero que los clientes abonaban por dicho servicio, hasta el punto de apropiarse de más de 12.600 euros. Tras varios meses de investigación, este hombre, de 40 años y que presenta antecedentes aunque de otro hecho que nada tiene que ver con lo investigado, ha sido detenido por la Policía Nacional.

La investigación se inició en el mes de julio cuando un representante de una empresa radicada en Barcelona dedicada a intermediar en la aprobación de préstamos hipotecarios tanto para inmobiliarias como para clientes particulares en diferentes ciudades del territorio nacional, formuló una denuncia contra uno de sus empleados por, presuntamente, apropiarse de ciertas cantidades de dinero que habrían alcanzado más de 12.600 euros.

El comercial actuaba en Andalucía, Murcia y Alicante

El denunciado tenía fijado su despacho en Granada donde trabajaba como comercial de la empresa y se encargaba de tratar con clientes y entidades bancarias en Andalucía, Murcia y Alicante. Según lo investigado este empleado ingresaba en su propia cuenta cantidades de dinero, que rondaban los 500 euros, procedentes de tasaciones de inmuebles y de las gestiones que realizaba a clientes que él mismo captaba, todo ello, al parecer, con el objeto de agilizar las operaciones. Al parecer el comercial no entregaba posteriormente estos ingresos a la empresa y se quedaba con ellos.

Tasaciones de clientes cobradas que no se realizaban

La sociedad comenzó a sospechar de las prácticas de esta persona después de que un cliente reclamase la realización de una tasación cuyo importe de 450 euros ya había ingresado en la cuenta indicada por el trabajador. Este ingreso se realizó en su cuenta y la empresa no tenía constancia alguna de la operación.

Se hicieron gestiones posteriores y se descubrieron cuatro operaciones más por otras tantas tasaciones que se habían cobrado a los clientes sin llegar a realizarlas, cuyo importe superaba los 2.300 euros. La empresa devolvió a los clientes el dinero que habría obtenido el trabajador por las tasaciones sin realizar.

Las investigaciones revelaron como además el sospechoso habría cobrado en efectivo varias facturas de otros clientes que tampoco ingresó en la cuenta de la empresa y cuyo importe superaría los 10.300 euros.

Agentes de la comisaría provincial de Granada detuvieron al empleado, ya despedido, como presunto autor de apropiarse de más de 12.600 euros y dieron cuenta a la autoridad judicial del resultado de las investigaciones realizadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios