Granada

Detienen en un hotel de Granada al escritor turco Dogan Akhanli, buscado desde 2013

  • El arresto cumple con una orden internacional de la Interpol por petición de las autoridades turcas

El escritor ya fue detenido en 2010 a su entrada a Turquía. El escritor ya fue detenido en 2010 a su entrada a Turquía.

El escritor ya fue detenido en 2010 a su entrada a Turquía. / TOLGA BOZOGLU / efe

La Policía Nacional ha detenido en un hotel de Granada al escritor turco alemán Dogan Akhanli, reclamado por el Gobierno turco y que era buscado por la Interpol desde 2013. Fuentes de la Policía Nacional indicaron ayer que la detención se produjo a primera hora de la mañana en un hotel en la calle Molinos de la capital. Según estas fuentes, a Dogan Akhanli, nacido en 1957, le constaba una orden de búsqueda y detención para su posterior extradición por parte de la Interpol, orden vigente desde noviembre de 2013, por "pertenencia a banda armada y terrorista". Las fuentes explicaron que la policía lo identificó en el hotel, al que había llegado con su compañera para pasar unos días de vacaciones, y fue trasladado hasta dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Orienta, a la espera de su trasladado a la Audiencia Nacional, donde debe estar hoy por la mañana.

La detención responde a una orden de detención cursada por las autoridades de Turquía en relación con un proceso penal abierto en su contra que, según voces críticas, tiene motivaciones políticas. En declaraciones al diario Kölner Stadt-Anzeiger, el abogado alemán de Akhanli, Ilias Uyar, señaló que la embajada de Alemania en Madrid está informada, pero, al igual que el letrado, no tiene acceso al escritor.

El autor, que estaba de vacaciones, fue detenido en un hotel de la calle Molinos

El abogado de Akhanli, que asegura que el escritor deberá permanecer en España hasta que se tome una decisión sobre su posible extradición a Turquía, exigió la inmediata puesta en libertad de su cliente. La forma de proceder de Turquía es un "claro abuso del derecho", agregó el letrado, quien señaló que las normas policiales y jurídicas internacionales son utilizadas por el régimen turco en Ankara para acallar a la oposición y a los críticos al régimen.

El Gobierno alemán también pidió ayer a España que no extradite al escritor. La Embajada alemana solicitó al Gobierno español que paralice el proceso de extradición, a petición del ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel. A la petición se ha acompañado una oferta de asistencia consular al escritor.

Por su parte, la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) exigió la inmediata puesta en libertad de Akhanli. En un comunicado, la PDLI, que agrupa a personas del ámbito jurídico, periodístico y de movimientos sociales, opina que "España no puede ser cómplice de la purga del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan". La Plataforma subraya que Turquía se encuentra "en un estado de excepción, con el Convenio Europeo de Derechos Humanos suspendidos y con vulneraciones masivas de Derechos Humanos", como han acreditado organismos internacionales como la ONU o el Consejo de Europa.

Akhanli ha sido detenido por la Policía Nacional en cumplimiento de una orden de arresto internacional de la Interpol por petición de las autoridades turcas. El escritor de 60 años es ciudadano alemán de origen turco y desde 1992 vive en la ciudad de Colonia, en el oeste de Alemania.

Akhanli defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados hace más de un siglo por el imperio Otomano, uno de los temas centrales de su obra. El Parlamento alemán reconoció el año pasado esas masacres como genocidio, lo que fue recibido por Ankara como una afrenta.

El autor, que es miembro de la asociación internacional de escritores PEN, ya pasó varios meses en prisión preventiva en Turquía. Fue detenido en el año 2010 a su entrada a Turquía bajo la acusación de haber cometido un robo con homicidio, pero, según su abogado, cuando se produjeron los hechos, su cliente ni siquiera se encontraba en el país.

Tras un proceso, Akhanli fue absuelto, pero la resolución fue anulada en 2013, por lo cual el escritor vuelve a figurar en la lista de personas buscadas por las autoridades turcas.

Esta es la segunda persona detenida este mes en España en cumplimiento de una orden de arresto internacional de la Interpol por reclamación de las autoridades turcas. El pasado 3 de agosto, el periodista sueco turco Hamza Yalçin fue detenido en el aeropuerto barcelonés de El Prat. Hamza Yalçin, de 59 años, se encuentra en prisión provisional desde entonces acusado de insultar al presidente de este país, Recep Tayyip Erdogan, y de tener "vínculos terroristas" con el grupo ilegal de extrema izquierda Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios