Granada

"Duque favorecerá la interacción entre la ciencia y la industria"

  • El premio Nobel de Química Jean Pierre Sauvage explica en la Facultad de Ciencias su relevante trayectoria investigadora

Sauvage, profesor emérito en la Universidad de Estrasburgo, firma en el libro de honor, en el Rectorado, junto con el vicerrector Enrique Herrera. Sauvage, profesor emérito en la Universidad de Estrasburgo, firma en el libro de honor, en el Rectorado, junto con el vicerrector Enrique Herrera.

Sauvage, profesor emérito en la Universidad de Estrasburgo, firma en el libro de honor, en el Rectorado, junto con el vicerrector Enrique Herrera. / granada hoy

Juan Manuel Cuerva fue el encargado de presentar al invitado. Jean Pierre Sauvage, en su primera visita "al sur de España", recaló ayer en la Facultad de Ciencias. Llenó el Salón de Grados, donde algunos de los escuchantes permanecieron de pie. La visita de un premio Nobel lo merecía. Cuerva trazó de una pincelada la pionera línea de trabajo que ha llevado a Sauvage al olimpo Nobel. "A las moléculas se las pone a trabajar". La química abrió una puerta con miles de aplicaciones -algunas ya son presente, otras cambiarán el futuro- cuando se puso sobre la mesa la posibilidad de diseñar materiales de tamaño minúsculo inteligentes, capaces de actuar al dictado. "Cuenta con más de quinientas publicaciones científicas, algunos de sus artículos han sido citados más de 1.300 veces, y su índice H es de 95...", desglosó Cuerva sobre el invitado. Datos apabullantes a los que el profesor de la UGR sacó punta con ironía. "A lo mejor no le daba para un Ramón y Cajal en España".

Minutos antes del inicio de la charla del Nobel, Jean Pierre Sauvage tuvo tiempo de tomar un café rodeado de universitarios. También dedicó unos minutos a atender a este periódico. "Es muy, muy positivo", afirmó sobre el nombramiento de Pedro Duque como nuevo ministro de Ciencia. "Favorecerá la interacción entre la ciencia, la industria y la Universidad".

"La química es todo, las moléculas están en todo", insistió el investigador

Sobre la ciencia en España, Sauvage afirmó que es conocida a nivel internacional. "Quizá" lo más llamativo es "el contraste entre las universidades más pequeñas y las grandes", una situación que, reconoció, se da sobre todo en España.

La conversación, en francés, es traducida por Arthur David, titulado por la francesa Universidad de Rennes y estudiante de doctorado en Química de la Universidad de Granada. Su área de especialización es, precisamente, la misma que la de Sauvage. "La prioridad de nuestro trabajo no son las aplicaciones". Las máquinas moleculares son un "nuevo concepto" en la Ciencia. "La molécula sintetizada es un objeto inerte". Hay miles de moléculas sintetizadas por los químicas y se emplean en farmacología, construcción, nuevas tecnologías. "La química es todo. Las moléculas están en todo".

El "nuevo concepto" que plantea su trabajo es "dar un movimiento a moléculas complejas" y que ese movimiento sea controlado. Se han conseguido rotores nanoscópicos. Motores lineales con pistones, músculos de dimensiones mínimas que son capaces de contraerse. Existen "múltiples" aplicaciones que ya existen -robots microscópicos- y otras que se revelarán conforme avance el conocimiento sobre este área de la Química y que sobre todo podrían revolucionar la medicina y el tratamiento desde dentro del cuerpo de enfermedades. "A día de hoy, se pueden desarrollar nuevos materiales", como películas film "muy flexibles" y resistentes. Formación, información, almacenaje de datos, tratamiento de estos datos... son puertas a las que esta tecnología puede aplicarse. Toda la información podría almacenarse en dispositivos de dimensiones nanométricas.

El campo en el que Sauvage ha conseguido ser referente mundial apenas está en pañales. National Geographic, en la información que ofreció sobre la concesión de los Nobel de 2016, recordó que el primer paso para "la creación de una máquina molecular" por parte de este investigador fue en 1983. En 1999 otro científico, Bernard Feringa (que también fue galardonado en 2016) ideó "una pala de rotor molecular", capaz de girar siempre en la misma dirección. Fue capaz de diseñar un nanocoche. "El motor molecular se encuentra en la misma fase de desarrollo que el motor eléctrico en los años 30 del siglo XIX", se indicó en ese artículo. Todo un nanomundo por desarrollar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios