Granada

La Fiscalía insta a denunciar las pintadas para registrar estos delitos

  • Asegura que existe una sensación de "normalidad", algo nefasto para el turismo

La Fiscalía Superior considera imprescindible que las pintadas hechas sobre el patrimonio histórico de las ciudades sean denunciadas, porque de lo contrario esta conducta criminal no podrá ser contabilizada en la estadística ni tampoco perseguida, cuando supone atentar contra el derecho del ciudadano a una ausencia de contaminación visual en el entorno urbano.

Así lo resalta en la memoria de su actividad correspondiente al año 2009, que se presentará próximamente, y en la que se recoge el decreto por el que el fiscal superior, Jesús García Calderón, instaba a la coordinación de las instituciones, las fiscalías provinciales, la Policía y la Guardia Civil para establecer criterios uniformes de actuación para la denuncia y persecución de este tipo de daños.

Según informaron fuentes de este organismo, la problemática de los grafitis ha de ser analizada desde una "perspectiva macrosocial", puesto que no se registra tan sólo una lesión al patrimonio, sino que las pintadas proliferan no sólo arraigando en la sociedad una sensación de "impunidad" de su autor, sino también de "normalidad", algo "nefasto" para el turismo, la economía y los bienes culturales andaluces.

"En una ciudad como Granada el problema es de tal magnitud que produce una agresión continua a cualquier persona que quiera disfrutar del patrimonio histórico, con contaminación visual, textos absolutamente soeces y daños gratuitos, que suponen además un enorme costo a la Hacienda Pública, algo que en una situación de crisis es extraordinariamente pernicioso", alertan desde la Fiscalía Superior.

La Fiscalía intenta acabar con la inercia de que los particulares o las instituciones no denuncien las pintadas, puesto que "no sólo se está protegiendo o tutelando la propiedad privada, sino también lo que representa un BIC".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios