Granada

Fuentes involucra a Torres Hurtado en el caso de las facturas de TG7

  • Asegura que el exalcalde tuvo conocimiento del convenio que firmó con CBM para reducir las deudas

Juan Antonio Fuentes, ayer al salir del Juzgado número 6. Juan Antonio Fuentes, ayer al salir del Juzgado número 6.

Juan Antonio Fuentes, ayer al salir del Juzgado número 6. / e. press

Comentarios 2

Da igual que se hable de la Casa Ágreda, del Centro Comercial Serrallo o de las facturas de la televisión municipal, TG7. Al final, todos los dedos intentan apuntar al exalcalde de Granada, José Torres Hurtado. En el caso de la televisión municipal, también.

El concejal popular, Juan Antonio Fuentes, declaró ayer que el exalcalde, que ya no es miembro del Partido Popular, estuvo al corriente de la firma de un convenio con Central Broadcaster Media (CBM) rubricado el 1 de julio de 2015 que tenía como objetivo reducir la deuda existente con la empresa y con otros proveedores por valor de 1,9 millones de euros según consta en el acta de la declaración judicial a la que ha tenido acceso Granada Hoy. Un acuerdo que no pasó por Junta de Gobierno Local y que se saltó cualquier control por parte de la Intervención municipal porque, según Fuentes, se trataba de un contrato privado que, según entendió en aquel momento, no modificaba el contrato original sino que presentaba un acuerdo de esponsorización para regular los servicios extraordinarios que se habían producido.

El edil, que aseguró que él no redactó el convenio explicó que desde el primer momento venían existiendo servicios extra sin que se hubiera contemplado nada en el contrato. El Ministerio Público ya apuntó que el concejal Fuentes habría autorizado este tipo de gastos, sin consignación presupuestaria, con la finalidad de eludir el control de la Intervención municipal y proporcionar un beneficio a la empresa contratista (...) ocasionando un serio perjuicio a las arcas municipales. Respecto a la pregunta sobre si le llamó la atención que existieran facturas por servicios extra desde enero de 2013 hasta la fecha de resolución del contrato en noviembre de 2015, el edil reconoció que en aquella época existió un periodo de continuados procesos electorales por lo que, la comisión de control de la televisión municipal y los portavoces de los grupos políticos acordaron "que había que hacer un esfuerzo para cubrir los distintos actos electorales para cubrir la campaña". A lo que, según destacó, se suma que el exalcalde popular "quería hacer una mayor cobertura de eventos como la Semana Santa como se puede comprobar que no todos los años era el mismo importe".

Se da la circunstancia de que precisamente en agosto de 2015, solo tres meses después de las municipales, la responsable de la televisión municipal abandonó su puesto de trabajo al igual que lo hizo Fuentes debido a las críticas y polémicas suscitadas. Los trabajadores denunciaron haber recibido presiones durante la campaña electoral para beneficiar al PP, que finalmente ganó las municipales ese año.

Sin embargo, Fuentes aseguró que la ampliación de los servicios no solo respondía a los deseos del PP. A la pregunta sobre quien solicitaba y autorizaba los servicios, el edil afirmó que "la comisión de control donde estaban representados todos los grupos políticos estaba al tanto y así debe estar recogido en las actas. no obstante, consideró que en las actas de recepción no le consta que estos gastos extra respondan a los diversos procesos electorales que se desarrollaron en ese periodo aunque sí a la necesidad de aumentar el número de redactores y otros profesionales.

Respecto al convenio, en todo momento, remarcó que al tratarse de un contrato de naturaleza privada se podía firmar sin problema alguno y que nunca lo hizo "con ánimo de saltarse la ley".

Dado que el Ministerio Fiscal barajó que se deseara beneficiar a la empresa CBM, Fuentes detalló que conoció a su propietario, poco antes de la firma del contrato de 2011. Con anterioridad a esa fecha "solo lo sabía de él de vista" como un "joven empresario de Granada". Por último, respecto a su relación profesional con la coordinadora de la televisión, Cristina García Carmona, detalló que era simplemente "periodista a la que le encomendaba las funciones" y que tenía una dependencia funcional y jerárquica respecto de él hasta que la cesó en agosto de 2015.

Tras su declaración, Fuentes aseguró a Efe sentirse "satisfecho y contento" con su comparecencia judicial y destacó el hecho de haber podido dar ante el juzgado "todas las explicaciones".

En su opinión, la actuación judicial obedece a "evitar" una posible moción de censura por parte de los populares en el Ayuntamiento granadino y a un intento del equipo socialista y de Podemos, representado en Vamos Granada, de "ensombrecer" la anterior etapa del PP. "Estoy seguro de que esto quedará en nada, aunque hayan logrado poner la sombra de duda sobre mi gestión", incidió el edil, que negó cualquier tipo de irregularidad en la contratación de servicios y que recordó que existe documentación técnica e informes que acreditan que no existen responsabilidades penales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios