Accidentes en el agua

Granada registra la peor cifra de ahogamientos en julio desde 2015

  • En lo que va de año han perdido la vida cinco personas l El suceso más trágico se produjo en mayo en el río Trevélez, cuando un padre y su hijo se ahogaron mientras practicaban barranquismo

Imagen de archivo del rescate de un cuerpo en Salobreña el pasado mes de mayo. Imagen de archivo del rescate de un cuerpo en Salobreña el pasado mes de mayo.

Imagen de archivo del rescate de un cuerpo en Salobreña el pasado mes de mayo. / Efe

La llegada del calor, de las vacaciones estivales y la posibilidad de disfrutar de la Costa, de las piscinas y ríos son factores que influyen en que el número de bañistas se eleve de forma notable en estas semanas. Y este incremento va paralelo al de accidentes, intervenciones de salvamento y víctimas mortales en medio acuático, tanto en aguas interiores como en el mar y piscinas.

Según el balance facilitado por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS) el pasado mes de julio se contabilizaron en la provincia de Granada dos muertes por ahogamiento, con lo que se iguala el peor dato desde que se tienen registros, 2015. En aquel mes de julio se produjeron otras dos muertes, en Calahonda y La Caletilla, en Almuñécar.

El primer fallecimiento registrado en el último mes se produjo a las doce del mediodía del pasado día 5 de julio en la playa de Salomar, en la localidad costera de Salobreña. En este caso la zona contaba con socorrista, dato que aporta la Real Federación. La segunda muerte de julio en Granada se produjo apenas un día después, el 6, en una piscina privada en el municipio de Moclín a las 22:50 horas, según los datos que maneja la RFESS.

Desde el 1 de enero hasta el 31 de julio se han producido en Granada cinco óbitos por ahogamiento. Uno de los sucesos más trágicos ocurrió el pasado 21 de junio, cuando un padre y un hijo perdieron la vida en el río Trevélez, en el término municipal de Órgiva, cuando practicaban barranquismo. Un familiar de los fallecidos avisó al 112 de que un joven, de 17 años, se había caído al río y su padre se había tirado para intentar socorrerlo. Los dos murieron.

En lo que va de año, en Andalucía se han contabilizado 27 muertes por ahogamiento, de las que nueve se han producido en el último mes. Lidera esta negra estadística anual la provincia de Málaga, con doce decesos, de los que cuatro se han producido en julio. Por detrás de Málaga se sitúa Granada, con cinco víctimas mortales. La primera muerte del año en la provincia se registró el 28 de mayo, en la Playa del Peñón. El cuerpo sin vida de una mujer mayor fue avistado por un vecino, que dio aviso al 112.

En cuanto a los datos nacionales, julio de 2019 registró, según los datos provisionales del Informe Nacional de Ahogamientos (INA) de la RFESS, 94 personas fallecidas por esta causa en espacios acuáticos de España. Este número coloca al mes pasado como” el que más muertes ha registrado en los dos últimos años y a una sola víctima de “igualar la peor cifra del último quinquenio, los 95 óbitos que se dieron el mismo mes de 2017”, indica la Real Federación.

En lo que va de año, con datos a 31 de julio, en toda España se contabilizaron 232 muertes, “casi un 25% más que las registradas en el mismo período del año anterior”, recalca el informe, que apunta que la RFESS “empezó a recopilar estos datos ante la carencia de una estadística oficial”.

La recolección de datos comenzó en 2015. Ese año se produjeron en Granada 4 muertes en medio acuático de 1 de enero a 31 de julio, mes que se saldó con dos fallecidos, el Calahonda y La Caletilla. Las otras dos muertes de ese año se produjeron en La Herradura y Motril. En 2016 se contabilizaron tres víctimas mortales hasta julio, mes que terminó con un ahogado en Motril, en una zona que sí contaba con personal socorrista. Las otras dos muertes se produjeron en Huétor Tájar y Pórtugos.

En 2017 se registraron siete accidentes mortales en los primeros siete meses del año. Uno fue en julio, en una balsa de riego de Zafarraya. Las otras muertes se produjeron en Lanjarón, Gójar, la playa de Las Azucenas en Motril, en una alberca de Cantalobos, en Almuñécar –donde la víctima fue un niño de 3 años–, Castell de Ferro y Órgiva.

En 2018 hubo otros tres decesos en Granada hasta julio. Se produjeron en Alicún, en una alberca en una pedanía de Órgiva –donde una mujer de 65 años perdió la vida de forma accidental– y en La Herradura.s del año. Uno fue en julio. en una balsa de riego de Zafarraya. Las otras muertes se produjeron en Lanjarón, Gójar, la playa de Las Azucenas en Motril, en una alberca de Cantalobos, en Almuñécar –donde la víctima fue un niño de 3 años–, Castell de Ferro y Órgiva.

En 2018 hubo otros tres decesos en Granada hasta julio. El primero se produjo en Alicún en el mes de marzo, en una alberca en una pedanía de Órgiva –donde una mujer de 65 años perdió la vida de forma accidental– y en La Herradura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios