Municipal

Granada ha aumentado este año su deuda con las empresas en casi 10 millones de euros

  • Podemos-IU denuncia que el bipartito sigue incrementando su morosidad y que el Periodo Medio de Pago ha subido a los 200 días

Granada ha aumentado este año su deuda comercial en casi 10 millones de euros Granada ha aumentado este año su deuda comercial en casi 10 millones de euros

Granada ha aumentado este año su deuda comercial en casi 10 millones de euros / G. H.

El grupo municipal de Podemos-IU en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado hoy que en pleno periodo de pandemia, cuando el Ayuntamiento debería ser más eficaz con el pago de facturas para evitar parte de la crisis económica que están padeciendo muchísimas empresas en Granada, sigue incrementando su morosidad mes a mes. La coalición señala que según los informes de Intervención y Tesorería municipal a los que se rindió cuentas en el último pleno, y que fueron publicados en el Portal de Transparencia, el Ayuntamiento tarda una media de cerca de 200 días en pagar sus facturas.

La formación reprocha así que este periodo se ha aumentado de forma muy considerable desde el mes de julio y hasta septiembre, cuando en julio el periodo medio de pago estaba en 174 días, en agosto en 199, y en septiembre llega casi a los 200, con 195 días de retraso. El concejal Paco Puentedura reprocha la “insostenible actitud cínica de este alcalde y del concejal de Economía, cuando en junio sacaban pecho anunciando que habían reducido el periodo medio de pago hasta los 174 días y ahora están ahogando a los empresarios de esta ciudad, en el momento más crítico de los últimos años”.

Puentedura explica que estos datos no solo demuestran que el Bipartito tiene un “escaso interés real en ayudar a los empresarios de Granada”, también “hacen una gestión catastrófica de la economía municipal, donde el equipo de Gobierno está dejando de pagar sus facturas y acumula una deuda comercial que alcanza casi los 70 millones de euros, de los cuales 18.832.000 euros son recibos en el cajón, que ni siquiera tienen operación contable.

En lo que llevamos de 2020, esta deuda comercial ha sido incrementada por el equipo de Gobierno en casi 10 millones de euros, “todo ello como consecuencia de que este año las facturas pendientes se han incrementado en más de 7 millones”, añade el edil, que sostiene que “el Ayuntamiento está dejando de cumplir sus obligaciones, y está poniendo en riesgo la supervivencia de muchas empresas que dependen de que se les pague en tiempo y forma, y por tanto está poniendo en peligro centenares de miles de empleos que dependen de sean responsables y paguen”, sostiene el concejal.

“La morosidad del Ayuntamiento es un agravante más para la crisis económica que está padeciendo esta ciudad, y demuestra que no tienen ningún compromiso ni interés real en proteger a las empresas granadinas, ni el empleo que generan en una situación extrema como la que sufre la economía de la ciudad”, sentencia.

Esta enorme morosidad en la deuda comercial, además, está generando un gran gasto en intereses de demora, que para este año acumulan ya reclamaciones por al rededor de 4 millones de euros. El Ayuntamiento ya ha tenido que pagar más de 600.000 euros en nuevos intereses, pero sigue teniendo bajo este concepto más de 3.400.000 euros aún pendientes por pagar. Para Puentedura, “esto supone un bocado terrible al presupuesto de la ciudad, porque se van a tener que pagar estos intereses por la deuda que acumula sin parar y por tanto, este dinero no se podrá destinar a mejorar la prestación de servicios, ni a realizar inversiones que atiendan las necesidades urgentes de la gente derivadas de la pandemia del Covid”.

El concejal señala, por último, que una parte importante de este presupuesto es el impago en facturas, tanto de limpieza como de transporte público, lo cual demuestra que la gestión privada de estos servicios “está siendo un agujero negro para la economía de Granada, y el Bipartito, aún así, sigue enrocado en negarse a hacer los estudios para remunicipalizar estos servicios esenciales como ya están haciendo numerosas ciudades de España”.

Podemos-IU reclama, que además, el Bipartito no está haciendo sus deberes, pues hace casi un año, se estableció una moratoria de la deuda municipal con el objetivo de que lo que no tenía que pagar el Ayuntamiento a bancos, se destinase a subsanar la deuda comercial. “No solo no se baja, sino que la incrementan cuando el objetivo era reducirla en 13 millones de euros”, condena el concejal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios