Granada

Granada cuenta con un tratamiento único contra los 'falsos recuerdos' tras el daño cerebral

  • El hospital San Rafael ha diseñado este método del que se han beneficiado 50 pacientes con el 100% de respuesta positiva

Granada cuenta con un tratamiento único contra los 'falsos recuerdos' tras el daño cerebral Granada cuenta con un tratamiento único contra los 'falsos recuerdos' tras el daño cerebral

Granada cuenta con un tratamiento único contra los 'falsos recuerdos' tras el daño cerebral

El Hospital San Rafael de Granada ha desarrollado un tratamiento único en el mundo diseñado para mejorar la calidad de vida de pacientes con daño cerebral adquirido, un método que combate las confabulaciones recurrentes en estos pacientes y que ha sido efectivo en el cien por cien de los casos.

El centro sanitario, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Granada, ha desarrollado un tratamiento pionero para pacientes con daño cerebral adquirido, principalmente ocasionado por accidentes cerebrovasculares y traumatismos craneoencefálicos, y encaminado a mejorar la calidad de vida de pacientes que confabulan.

Las confabulaciones son falsas memorias que pueden generar los pacientes con daño cerebral y por las que asumen ideas inventadas como si fueran reales hasta el punto de querer actuar según esos datos, lo que genera en ocasiones comportamientos peligrosos.

"Vemos pacientes que, por ejemplo, piensan que deben ir a trabajar llegando a saltar por una ventana para salir a la calle o que cogen un coche cuando no están capacitados para conducir", ha explicado la neuropsicóloga y responsable de esta línea de investigación sobre evaluación y tratamiento de la confabulación, Mónica Triviño.

Estas confabulaciones provocan que, en muchas ocasiones, las familias de pacientes con daño cerebral necesiten una supervisión 24 horas, o que pacientes que no presentan un déficit motor u otras dificultades residan en centros para garantizar su seguridad ante un episodio de confabulación.

Para minimizar esas dificultades y sus consecuencias, el Hospital San Rafael ha diseñado un tratamiento breve, de solo tres semanas de duración, basado en modelos actuales de memoria, único a nivel mundial para esta secuela neuropsicológica.

"Es una intervención extremadamente sencilla, donde en cada sesión, el paciente debe aprender doce estímulos o eventos -caras, noticias, objetos o fotos de su infancia que debe recordar posteriormente en la misma sesión", ha apuntado Triviño.

Durante el tratamiento, el paciente puede confabular y recordar un bautizo cuando lo que vio fue la foto de un viaje a la playa, lo que sirve para evidenciar su confusión mostrándole de nuevo el estímulo sobre el que ha confabulado.

Después de este paso, el equipo de San Rafael ofrece a los afectados pautas sobre lo que se debe aprender, la codificación o una fase de recuperación, pautas para comprobar si lo que ha recordado es fiable o no previas a una fase de verificación.

Este proceso logra mejoras en una decena de sesiones, reduce las confabulaciones de forma drástica, mejora la evolución del paciente y facilitando que pueda permanecer en su contexto sociofamiliar.

"Llevamos más de 50 pacientes tratados y todos han mejorado, incluso algunos han dejado por completo de confabular y todos han regresado a sus casas con la familia", ha añadido Triviño, que fija ahora como reto ampliar el tratamiento a personas con demencia

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios