Granada

Granada se declara ciudad libre de prejuicios contra el pueblo gitano

  • El Consistorio se adhiere a la campaña 'Partir de cero' para convertir la capital en una ciudad "orgullosa de su diversidad"

Presentación de la campaña contra la discriminación del pueblo gitano. Presentación de la campaña contra la discriminación del pueblo gitano.

Presentación de la campaña contra la discriminación del pueblo gitano. / G.h.

El Ayuntamiento se declara desde ayer ciudad libre de prejuicios contra el pueblo gitano. El Consistorio llegó a un acuerdo con los cinco grupos municipales para adherirse a la campaña de sensibilización Partir de Cero, impulsada por la conocida Fundación Secretariado Gitano, que tiene como objetivo lucharcontra la discriminación al colectivo gitano.

Ana Adelina Romero y Mónica de la Flor, coordinadora y técnica de Igualdad de la citada fundación, respectivamente, junto a concejales de los diferentes grupos del Ayuntamiento, presentaron ayer la campaña por una Ciudad Cero, con la que pretenden que la ciudad se convierta en una ciudad libre de prejuicios contra el pueblo gitano y se enorgullezca de su diversidad.

El Ayuntamiento y la fundación también presentaron un corto de animación relacionado con la campaña donde el actor Antonio Resines (Celda 211, La niña de tus ojos, Los Serrano) pone su voz. La protagonista del trabajo audiovisual recorre un camino lleno de obstáculos hasta que alcanza la Ciudad de la Igualdad, "una ciudad libre de estereotipos y prejuicios; una ciudad cero". El corto está basado en una historia real, la de Samara, una chica de etnia gitana.

La recaudación por la venta del corto, que difunde valores positivos , será destinada a los programas que lleva a cabo la Fundación Secretariado Gitano desde hace años. Además del corto, se presentó una versión impresa del cuento Partir de Cero, escrita por el periodista y escritor Máxim Huerta.

La declaración institucional quiso subrayar las desventajas y falta de oportunidades de los gitanos frente al resto de la ciudadanía. Con ésta alegaron la necesidad de la ciudad por convertirse en una Ciudad Cero, una ciudad respetuosa, inclusiva y orgullosa de su diversidad, en cualquier aspecto, tanto en educación como en el acceso a la vivienda, las leyes, el trabajo, el ocio y la actividad comercial.

El acuerdo municipal será aprobado definitivamente en el pleno de este mes de febrero. Esta declaración insta a los poderes públicos a "proteger y poner en marcha medidas efectivas que combatan la discriminación" por considerar que "el trato diferente y peor", dispensado por el hecho de que una persona sea gitana, condiciona su vida y atenta contra los principios de equidad, que son la base de la convivencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios