Granada

"Granada tiene derecho a saber si su Metro va a ser viable o no"

  • El alcalde ha vuelto a pedir el estudio económico de explotación del transporte La Junta garantiza al Ayuntamiento que ahorrará costes en comparación con el servicio de autobús

Comentarios 4

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, sigue mirando con recelo al Metro de Granada. Después de seis años de obras y 500 millones de inversión tiene serias dudas sobre si el transporte metropolitano se pondrá finalmente en funcionamiento. Lo que tiene muy claro es que la administración local que él dirige no podrá subvencionar un billete cuyo coste real supera los seis euros. "Si el billete le va a costar al ciudadano 1,20 o 1,30 euros, lo único que estamos diciendo es que habría que subvencionar desde la Administración una cifra insoportable", apuntó. Ayer el alcalde volvió a repetir su postura, y volvió a pedirle a la Junta de Andalucía el estudio socioeconómico de explotación del Metro... "si es que existe". "Granada tiene derecho a conocer si esta infraestructura es viable o no", apuntó el alcalde.

El primer edil sospecha que, o bien la Junta no tiene el estudio, o bien no quiere enseñarlo, ya que la entidad local lo ha pedido por escrito y de forma verbal y no se lo han entregado. "Sería un disparate que la Junta se haya metido en una obra que va ya por 500 millones de inversión sin saber los costes de explotación", declaró.

La Consejería de Fomento ya se pronunció la semana pasada advirtiendo que los ingresos de explotación derivados de la venta de títulos de viaje y explotación publicitaria de marquesinas y estaciones cubrirán prácticamente los gastos operativos del servicio de acuerdo con los datos reflejados en los estudios de viabilidad del Metropolitano de Granada y de acuerdo a la última actualización del plan económico-financiero para la futura explotación.

Y como el Ayuntamiento insistió en su postura, la Junta de Andalucía hizo lo propio y le garantizó al Consistorio granadino que en comparación con el servicio urbano de autobús, ahorrará en costes con la implantación de la línea 1 del Metropolitano, porque sólo tendrá que asumir en torno a un 12% del total del déficit que genere cada billete del transporte.

El delegado de Fomentó, Manuel Morales, respondía así ayer al alcalde tras conocer sus temores al sobrecoste que le supondrá a sus maltrechas arcas la subvención del billete.

Morales cree que el alcalde ha confundido términos y recordó que no tiene nada que ver el coste de la infraestructura con el coste de explotación, dos conceptos de los que dijo, en ambos casos la Junta de Andalucía asumirá el 83% y los ayuntamientos por los que discurre el Metro una parte proporcional del 17% restante.

La ciudadanía pagará un billete cuyo precio será similar al que ya abona por el autobús actualmente, con el que también se está estudiando la posibilidad de que exista una intermodalidad para hacer transbordos. La otra parte restante, perteneciente a los costes que deben compensar las administraciones, permitirán al Ayuntamiento granadino ofrecer un sistema más eficiente que el que actualmente presta con el servicio urbano de autobuses, del que asume el 100% de su déficit, según el delegado de Fomento.

Estos términos, aseguró, están contemplados en el convenio que se firmó para llevar a cabo la ejecución de los trabajos del Metropolitano, que discurre por los términos municipales de Albolote, Maracena, Granada y Armilla.

Será un sistema de transporte "más eficiente", manifestó el delegado, quien auguró que en breve el Consejo de Gobierno de la Junta aprobará la adenda para prolongar el plan de financiación con la capital granadina a 25 años porque es algo "razonable".

En su respuesta, el alcalde no dudó en afirmar que "quien mezcla las cosas" es el delegado de Fomento e incidió en que si las cifras apuntan a un coste a subvencionar de seis euros el billete, el Ayuntamiento no tendrá capacidad económica para pagarlo.

La concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Telesfora Ruiz, no quiso dejar pasar la oportunidad y respondió al portavoz de IU en el Ayuntamiento, quien había cuestionado la seguridad vial en la Avenida Don Bosco tras las obras del Metro. "O existe desconocimiento del grupo municipal de las competencias de la Consejería de Fomento que gobiernan o bien es mala intención", apuntó Ruiz, y aclaró que la responsabilidad de mantener todos los aledaños de las obras es del Metropolitano y de la Consejería de Fomento. "Se tuvo que desviar el tráfico de la Avenida de América y afectó a Don Bosco y a la calle Palencia y hasta que finalicen las obras, el mantenimiento de señalítica horizontal y vertical, los semáforos... es su responsabilidad. Nos duele ya el alma en el área de Movilidad de contactar con la empresa Metro para que vaya corrigiendo todas estas deficiencias", dijo.

El caso de Don Bosco no es único, según la concejal, viven la misma situación otras calles como Andrés Segovia, donde el acopio de materiales y la falta de limpieza impide a los peatones circular con normalidad.

Otro ejemplo, la Avenida de la Ilustración, que espera también a que la Junta remate las obras para abrirla a la circulación. Y el Camino de Ronda con cuatro estrechamientos donde "no paran de sacar tierra y donde está limitada la velocidad a 20 kilómetros por hora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios