Municipal

Otra mesa más en Granada: por la música en directo

  • El Ayuntamiento aprueba una moción en la que se buscará adaptar la actual norma de cara a la Capitalidad Europea de la Cultura

Músicos callejeros en la Carrera de la Virgen de Granada Músicos callejeros en la Carrera de la Virgen de Granada

Músicos callejeros en la Carrera de la Virgen de Granada / G. H.

El Ayuntamiento de Granada creará una mesa de trabajo para proteger "la música en vivo en sus espacios públicos y locales". Así se desprende de una moción aprobada de forma unánime por el pleno municipal a propuesta del grupo de Podemos-Izquierda Unida, en la que se alcanzó el compromiso de adaptar la normativa vigente para esta actividad, tanto en la calle como en espacios cerrados, porque esta "no satisface a vecinos, músicos y colectivos culturales y sociales".

La formación basa su petición en que la música es una de las "fortalezas" de la ciudad de Granada en su aspiración a ser Capital Europea de la Cultura en 2031. Por eso puso ejemplos de ayuntamientos que han protegido la música en vivo como Edimburgo, París, Viena o Berlín, y en España Barcelona, Madrid, Cádiz o Santiago de Compostela.

La mesa trabajará sobre el consenso de todas las partes en adecuar las actuaciones a la ocupación de la vía pública, regular eventos musicales en locales con horarios e insonorización, dignificar y profesionalizar la labor de los artistas para evitar fraudes y garantizar el descanso de los vecinos.

La mesa intentará que la normativa amplíe los puntos autorizados para actuaciones en la calle: Carrera de la Virgen, Paseo del Violón, Estación de Autobuses, Avenidas de Andaluces, Andalucía y Caleta, plazas Trinidad, Isabel la Católica, Bib Rambla y Gran Capitán, calles San Juan de Dios y Carrera del Darro, y barrios y zonas donde propongan los colectivos vecinales.

Además, se pretende coordinar los departamentos municipales y esta mesa para informar a los artistas sobre los requisitos para cumplir con la normativa, ampliar los horarios permitidos para su actividad musical, imponer una periodicidad a los sitios asignados para "evitar cargas acústicas a los vecinos", autorizar amplificadores y tablaos (esto último por ser una "señal identitaria y cultural" de la ciudad), equiparar legalmente la música en la calle a eventos en establecimientos, reducir el periodo de entrega de autorizaciones al mes, y no a los seis meses, y coordinación con la Policía Local cuando músico o vecinos adviertan que se incumplen las normas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios