Granada

Los logros sanitarios avivan la lucha por la Alta Velocidad

  • Más de 15.000 personas, según la Policía Local, participan en la manifestación que busca recuperar las conexiones ferroviarias.

  • El alcalde y el PP, los grandes ausentes de la protesta.

La crisis sanitaria y el éxito de la movilización ciudadana para lograr dos hospitales completos ha activado las ganas de protesta en una ciudad históricamente adormecida. Más de 15.000 personas según la Policía Local -22.000 según la organización-salieron ayer a las calles de Granada para reivindicar al Gobierno central un impulso verdadero a las infraestructuras ferroviarias tras dos años de aislamiento. Lo hicieron bajo un nublado intermitente marcado por un molesto viento que no rebajó las ganas de sacar las pancartas amarillas, los globos y los tambores para también solicitar la variante sur de Loja y el soterramiento del AVE en su entrada a Granada, reivindicación histórica que dio lugar a la Marea Amarilla.

La movilización comenzó en torno a las 12 en la estación de tren. En un principio se temió por una protesta "descafeinada" e incomparable con las realizadas en torno a la crisis sanitaria. Sin embargo, minutos después se demostró que los granadinos han visto respuesta a sus quejas provocando que ayer, cientos de personas salieran a la calle y se multiplicaran las cifras de participación de la anterior protesta por el AVE en torno a los 7.000 asistentes. "Estamos muy contentos porque la ciudadanía ha tomado conciencia del problema que tenemos en Granada con las infraestructuras", explicó el portavoz de la Marea Amarilla, José Fernández Ocaña, minutos después de que finalizara la manifestación en Puerta Real. Según la organización, se batió un auténtico récord de participación por encima de las cifras ofrecidas por la Policía Local. "Estimamos que ha habido unas 22.000 o 23.000 personas", calculó Fernández quien consideró que la falta de tren y la nueva fecha de inauguración del AVE, en torno a 2018, es vergonzosa. "Esto es un verdadero escándalo", incidió el portavoz de la Marea Amarilla, que pidió el apoyo de todos los partidos independientemente del signo político. De esta forma, valoró negativamente la ausencia del alcalde de Granada, Paco Cuenca o de los miembros del PP. "Echamos en falta a todos... porque todos son importantes. Creo que deberían haber estado para decir basta ya", destacó. No obstante, se mostró confiado del efecto de las movilizaciones teniendo en cuenta el reciente resultado sanitario. "Se está demostrando que el pueblo es soberano y cuando se echa a la calle los políticos se tienen que poner firmes. Si no han estado aquí, allá ellos", remarcó Fernández.

Durante toda la semana el alcalde de Granada y el PP jugaron al despiste sobre su posible participación en la manifestación. Paco Cuenca estaba inmerso en una auténtica encrucijada después de no haber participado en ninguna protesta sanitaria a pesar de que cientos de personas así lo habían solicitado. A través de Facebook lanzó un mensaje para justificar su ausencia: "Hoy Granada dice no al aislamiento ferroviario. Hay que exigir la reapertura de la vía de Moreda. Me he situado al frente de la causa, junto a vecinos y vecinas de Chana y Rosaleda desde el primer día. Hoy no voy a permitir que usen al alcalde para restar fuerza a una lucha necesaria. 650 días aislados por tren", dijo Cuenca.

Estas ausencias fueron criticadas por el diputado de Ciudadanos en el Congreso por Granada, Luis Salvador quién ofreció unas duras palabras hacia los populares, a su juicio, los principales responsables del aislamiento de la provincia pero también hacia el PSOE. "En las manifestaciones por nuestros dos hospitales hemos visto a todos los partidos menos al PSOE. Ahora, con el AVE, vemos a todos los partidos menos al PP. Me gustaría que algún día podamos ver a todos los partidos juntos defendiendo los intereses de los granadinos independientemente del color de la Junta o del Gobierno central". Por otra parte, dio la voz de alarma ante nuevos escollos en el tramo de Loja. "Tenemos noticias de que es posible que el tramo de Loja no esté solucionado administrativamente y de que el acuerdo con ACS no esté cerrado", indicó.

Pese a la falta del alcalde, la movilización contó con un importante respaldo socialista. "Los socialistas seguirán dando la batalla de la mano de la ciudadanía para que esta tierra ocupe el lugar que le corresponde en el mapa ferroviario y seguiremos exigiendo al Gobierno del PP que acabe con las mentiras y dé una solución inmediata al grave problema de incomunicación que, por su culpa, se lleva soportando desde hace casi dos años", destacó la secretaria provincial del PSOE, Teresa Jiménez quien advirtió que "no se descansará hasta que Granada tenga un AVE de verdad que nos iguale con el resto de provincias españolas y que, entre otras cuestiones, incluya la Variante de Loja y el soterramiento de las vías a la llegada a la capital".

Además, en la manifestación estuvieron presentes el presidente de la Diputación Provincial, José Entrena, los portavoces de los grupos municipales Vamos Granada e IU, Marta Gutiérrrez y Francisco Puentedura o el secretario general de CCOO, Ricardo Flores, el portavoz de Facua, Luis Romero o el Defensor del Ciudadano, Manuel Martín que calificó de "tomadura de pelo" el estado de las infraestructuras de Granada. "Los ciudadanos tienen que tomar la calle y los políticos tienen que escuchar y hacer lo que tengan que hacer al principio". En el ámbito cultural, contó con la presencia de Antonio Arias mientras que Miguel Ríos no acudió a pesar de haber dado su apoyo a la movilización con un vídeo. Quien tampoco asistió pero defendió la protesta fue el médico Jesús Candel, que llamó a los granadinos a participar la noche anterior a través de un vídeo. Candel explicó que no podía asistir debido a la coincidencia de la cita con una guardia.

En el vídeo también aparece la portavoz de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, para explicar los motivos "incomprendidos" de la desconexión ferroviaria de Granada. En primer lugar, Marta Gutiérrez detalla que no tiene sentido que Granada continúe, a día de hoy, sin conexión. Según detalla la edil, cada día pasan por la vía de Moreda trenes que conectan con Almería. Del mismo modo, Almería utiliza este tramo para viajar hasta Madrid. Entonces, "¿cual es el motivo para que Granada no tenga conexiones ferroviarias para ir a Madrid?", se pregunta Gutiérrez quién también critica que la provincia esté unida con Antequera por autobús como consecuencia de las obras del AVE que se están desarrollando inmersas en constantes retrasos. "El ministro dice que hay que hacer inversiones de miles de millones... en el tramo de Moreda basta con poner los trenes encima" insiste Gutiérrez que recuerda que esa vía es la misma que utilizaba el tren nocturno de Barcelona "inviable" según el Estado. Por último, la edil critica que el Puerto de Motril también esté desconectado, lo que supone una auténtica pérdida competitiva frente a otras dársenas.

En la manifestación también estuvieron presentes Paco Rodríguez, de la Marea Amarilla, Domingo Funes de Granada en Marcha o Gonzalo Vázquez de AVE sí pero no así. "Los ciudadanos de Loja venimos a reivindicar que éste es un problema de la provincia, de Loja, de Granada y de los granadinos y que no estamos dispuestos a que se nos ningunee más y a que el ministro venga a reírse de nosotros", destacó Vázquez.

La manifestación finalizó en el entorno de la Fuente de las Batallas donde cientos de personas se situaron en torno a los representantes de Granada en marcha y la Marea Amarilla para leer un manifiesto. "El ministerio de Fomento antes y ahora calla. No hay dinero para el soterramiento del AVE a la entrada a Granada pero sí para Bilbao o Victoria", reprochaba uno de los fragmentos del texto que destacaba que "marginar a Granada por parte del gobierno central le ha salido gratis al Estado ante la incapacidad de los dirigentes locales de defender la ciudad. Por todo ello, anunciaron que habrá nuevas manifestaciones. Con la crisis sanitaria se ha activado la llama de la movilización ciudadana que a estas alturas parece imparable. Granada exige respuestas tras años de abandono y no duda en salir a la calle para recibirlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios