sucesos granada

La Guardia Civil de Granada desarticula una organización criminal que regentaba el mayor centro de procesado de marihuana de la Alpujarra

  • En la operación los agentes se han incautado de ciento cuarenta y un kilos de marihuana y más de cuatro mil plantas de cannabis sativa

Imagen facilitada por la Guardia Civil de Granada. Imagen facilitada por la Guardia Civil de Granada.

Imagen facilitada por la Guardia Civil de Granada. / R. G.

La Guardia Civil ha concluido la operación Ánimas Cañaíllas con la desarticulación de una organización criminal especializada en el cultivo, procesado y exportación a Centroeuropa de de marihuana a gran escala que tenía su base de operaciones en un cortijo de Carataunas.

Durante la operación han sido detenidas seis personas como presuntas autoras de un delito de pertenencia a organización criminal y de un delito contra la salud pública por cultivo de cannabis sativa y elaboración de marihuana. Dos de los detenidos son de nacionalidad británica y cuatro de nacionalidad española. Aún queda pendiente, no obstante, la detención de dos ciudadanos austriacos a los que se considera los cabecillas de la organización.

La operación comenzó el pasado día 4 de octubre, cuando la Guardia Civil desmanteló un importante centro de procesado y envasado de marihuana en un cortijo de Carataunas, y además intervino una importante plantación de cannabis sativa con cuatro mil cuarenta y dos plantas en una finca de Órgiva.

Durante esta operación la Guardia Civil se ha incautado finalmente de ciento cuarenta y un kilos de marihuana, de dos básculas de precisión, de tres máquinas de envasado al vacío, de dos máquinas para deshojar y picar marihuana y de un gran número de bolsas de plástico para el envasado de la droga.

La Guardia Civil de Órgiva averiguó que alguien había rehabilitado una vieja nave de aperos en una finca de Carataunas con la intención de elaborar marihuana. Los investigadores localizaron dicha nave y tras vigilarla durante varios días descubrieron que solo una persona, el hombre de nacionalidad española que más tarde fue detenido, entraba y salía.

Una vez identificada esta persona, como hemos dicho más arriba, el pasado día 4 de octubre la Guardia Civil dio inicio a la explotación de la operación que se ha dividido en cuatro fases:

En la primera fase los agentes de Órgiva registraron la nave, descubrieron toda una infraestructura perfectamente organizada para envasar marihuana al vacío para su posterior transporte presumiblemente a países de Centro Europa, y se intervinieron dieciocho kilos de marihuana envasados al vacío, etiquetados y dispuestos para ser transportados; veinticuatro kilos que iban a ser envasados y cuarenta y nueve kilos más de marihuana en proceso de deshidratación. Tras el registro fue detenido un ciudadano español de treinta y ocho años de edad por elaboración de droga.

La segunda fase tuvo lugar el día 5 de octubre, después de que los agentes averiguasen que la marihuana intervenida en este centro de envasado procedía de una finca del término municipal de Órgiva. La Guardia Civil registró dicha finca y encontró más de cuatro mil plantas de exterior que crecían entre los olivos. En esta segunda fase fue detenido el responsable de la plantación, el ciudadano británico de cincuenta y dos años de edad, por un presunto delito de cultivo de droga.

La tercera fase tuvo lugar el día 6 de octubre. Tras solicitar autorización judicial, los investigadores de la Guardia Civil de Órgiva registraron el cortijo donde vive el ciudadano inglés detenido, y encontraron treinta y ocho kilos más de marihuana y dos máquinas de última generación para descogollar y picar marihuana valoradas en dieciocho mil quinientos euros. En este cortijo es donde se despalillaba la marihuana que luego era envasada en la nave intervenida en Carataunas.

La cuarta fase ha tenido lugar a continuación y ha sido fruto de las investigaciones que siguieron a la desarticulación del centro de procesado y envasado de marihuana de Carataunas. Los investigadores descubrieron la existencia de una red criminal responsable tanto del cultivo del cannabis como del posterior procesamiento y transporte de la marihuana a Centroeuropa; que esta red estaba financiada por dos ciudadanos austriacos y en la que se integraban además tres ciudadanos españoles y un inglés más. Estos cuatro últimos han sido detenidos a lo largo de este mes de noviembre.

En esta última fase la Guardia Civil se ha incautado de doce kilos más de marihuana que la organización había ocultado tras unas colmenas junto al cortijo donde se intervinieron las más de cuatro mil plantas de cannabis sativa.

Los detenidos, las máquinas intervenidas y la droga han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Órgiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios