Transporte público

IU critica que Rober se "ría" de Granada y urge a que se revierta el contrato

  • El grupo municipal exige al Ayuntamiento que ponga en "vereda" a la empresa y le retire de urgencia las líneas donde no cumple la renovación de flota

La empresa incumple el acuerdo de renovación de flota La empresa incumple el acuerdo de renovación de flota

La empresa incumple el acuerdo de renovación de flota

IU pide al equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Granada (PSOE) y al alcalde, Francisco Cuenca, que actúe de urgencia en la situación que se vive en el transporte público y la gestión de la empresa Rober. El concejal Francisco Puentedura asegura que la concesionaria del transporte público se "ríe" de Granada, por lo que urge a retirar la concesión y remunicipalizar el servicio.

"Pedirle desde IU al Ayuntamiento y al alcalde, y en especial a Movilidad y Contratación, que adopte medidas serias respecto a Rober, que tiene que ser iniciar un procedimiento de penalidades por el incumplimiento grave por no renovar la flota de vehículos, que traspasan los límites de 12 años de antigüedad según el último convenio de 2013", ha dicho Puentedura.

Para IU ese incumplimiento genera dos problemas en el transporte público: de seguridad en usuarios y trabajadores; y de accesibilidad porque estos vehículos antiguos no son vehículos con suspensión que garanticen el acceso a la movilidad reducida. "Incumplir estos criterios supone incumplir las condiciones del servicio y la normativa de seguridad y accesibilidad", asegura.

Además, se impide renovar la flota con vehículos eléctricos, por lo que los actuales autobuses "se convierten en contaminantes, además en días donde Granada sale a la luz por ser de las capitales con más contaminación y problemas de salud derivados". "La alternativa al vehículo privado es un transporte público que es un agente contaminador, por lo que se da una situación de incoherencia y precariedad", ha dicho el concejal.

Con esta situación, IU plantea que las penalidades sean por días. "Día de incumplimiento, sanciones que tienen que producirse por el daño al servicio", explica, pidiendo al equipo de Gobierno "medidas valientes".

El contrato base es de los años 60 y finaliza en 2022 y permite la reversión directa por parte del Ayuntamiento del total de la prestación o de parte. Lo que pide IU es que el Ayuntamiento no sólo "revierta a la gestión pública el servicio por los incumplimientos en la gestión y condiciones contractuales, sino que de forma inmediata mientras se prepara ese camino al menos esas líneas donde se incumple el número de vehículos y la renovación de la flota, sea de forma temporal adjudicada por la vía de urgencia a otra empresa y se empiece a poner en vereda a quien tiene que cumplir la prestación del servicio", explica.

Según IU, es el momento para que se coordine además el servicio con las líneas metropolitanas y el Metro, cosa que hasta ahora no se ha hecho porque, aseguran, "Rober pretendía ejercer su monopolio del autobús en Granada". 

"Ahora existe la posibilidad y la justificación legal son los incumplimientos graves en la prestación. Lo dijimos ayer en la comisión e hicimos consulta a contratación, que declaró que hay base legal para poder hacer lo que desde IU proponemos al ser un contrato de los años 60  que se rige con la antigua ley de contratación pública", añade Puentedura.

El grupo entiende que hay que cubrir el procedimiento administrativo para hacerlo "pero no demos más tregua", incide, asegurando que "la empresa pretende reírse cuando pretende además alquilar vehículos de desecho de otros sistemas como Sevilla, que afortunadamente se han rechazado por parte del Ayuntamiento".

"Rober está abusando al incumplir las condiciones y la obligación de renovar los vehículos y el Ayuntamiento y el alcalde tiene la obligación de defender el interés público e interés general de los granadinos", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios