Tribunales

A juicio por matar a una anciana tras colarse en su casa fingiendo ser un repartidor

  • El juicio, que arrancará el próximo 30 de septiembre, se celebrará con jurado popular

  • El acusado se enfrenta a 25 años de prisión por un delito de robo con violencia y otro de asesinato

Fachada principal de la Audiencia Provincial de Granada. Fachada principal de la Audiencia Provincial de Granada.

Fachada principal de la Audiencia Provincial de Granada. / R. G.

Entró en casa de una anciana haciéndola creer que era el repartidor de la compra. La empujó y la dejó semiinconsciente mientras registraba la casa y cuando la víctima recobró el sentido, la estranguló hasta provocarle la muerte para así seguir robando. Este es el relato de la Fiscalía sobre los hechos presuntamente cometidos en marzo de 2018 por M. C., un joven de 22 años con antecedentes por robo con violencia, que será enjuiciado por un jurado popular a partir del próximo 30 de septiembre. Se enfrenta a una petición de 25 años de cárcel por robo con violencia y asesinato. 

Carmen –nombre ficticio para hablar de la víctima– era una anciana de 88 años que vivía sola en una vivienda del distrito Ronda. Esta vecina de Granada solía hacer la compra en un supermercado cercano a su domicilio y, por lo general, la dejaba en el establecimiento para que uno de los trabajadores se la repartiera a domicilio.

En marzo del pasado 2018, un joven –el ahora acusado M. C.– escuchó cómo este trabajador comentaba que ejercía de repartidor de la compra a esta anciana que vivía sola. Tras conocer estos detalles, así como la dirección de Carmen, el 20 de marzo del 2018 se fue hasta la casa de la víctima "con ilícito ánimo de entrar en la vivienda para apoderarse de todo aquello que hallara de valor", según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Granada Hoy.

Tras tocar a la puerta de Carmen, la anciana, creyendo que se trataba del repartidor de la compra, abrió la puerta, momento en el que el acusado la empujó "haciéndola caer al suelo donde quedó semiinconsciente". Esto fue aprovechado por el agresor para comenzar el registro de la vivienda hasta que Carmen recuperó la consciencia, siempre según el relato de la Fiscalía.

Ante ello, la anciana intentó pedir auxilio a través del botón de tele asistencia –conocido como botón del 'pánico'– que se encontraba en el salón de la vivienda, pero tras pasar el recibidor fue asaltada por M. C. para evitarlo.

El agresor cogió a Carmen por el cuello "agarrándola fuertemente con ilícito ánimo de acabar con su vida", mientras la anciana trataba de defenderse sin fortuna.

Estranguló a la víctima hasta producirle la muerte para continuar con el robo, según la Fiscalía

Así, "aprovechando su patente superioridad física a causa de su juventud por contraste con la avanzada edad de la víctima", estranguló a Carmen hasta producirle la muerte de forma instantánea, relata la Fiscalía en su escrito. Tras ello, cogió el cuerpo sin vida de la anciana, que se encontraba en el salón, y lo arrastró hasta la sala de estar, donde lo dejó en el suelo pero con la espalda apoyada sobre la parte inferior de un sillón para proseguir con su objetivo: cometer el robo.

El acusado continuó registrando todas las dependencias de la casa apoderándose de dinero de la víctima, cuya cuantía no logró identificarse, e incluso intentando forzar con un cuchillo un maletín que había en la sala de estar para ver si contenía algo de valor en su interior, aunque no lo logró.

Además de ello, "aprovechando que la víctima yacía muerta", trató de quitarle un anillo plateado que portaba en su mano izquierda, aunque tampoco lo consiguió, según la acusación pública.

Fue tras estos intentos frustrados de aumentar su botín cuando decidió abandonar el domicilio, haciéndose con un juego de llaves con el que, tras salir, cerró la puerta de la entrada.

Tal y como recoge el escrito de acusación, la causa de la muerte de la víctima fue "estrangulación a lazo del cuello con fractura de las astas superiores del tiroides, con lesiones características en la zona nasal y en la parte anterior de la barbilla con posible compresión de la zona".

Por estos hechos, la Fiscalía considera al acusado autor de un delito de robo con violencia en casa habitada y un delito de asesinato por los que pide para él una pena de 25 años de prisión. Asimismo, solicita que, cumplida la pena de cárcel, se proceda a imponer una medida de libertad vigilada. El juicio por estos hechos se desarrollará entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios