2 de enero

La Junta aboga por “proteger” el Día de la Toma

  • El delegado Pablo García la defiende porque “simboliza la creación del Estado moderno”

La celebración está envuelta en la polémica La celebración está envuelta en la polémica

La celebración está envuelta en la polémica

El delegado de la Junta en Granada, Pablo García, se ha mostrado partidario de “proteger” el Día de la Toma de Granada por los Reyes Católicos, que se celebra cada 2 de enero, con una figura cultural específica que reconozca la singularidad de esta conmemoración y la aleje de “polémicas y estereotipos”.

En una entrevista concedida a Europa Press, el delegado ha defendido que el Día de la Toma es una fecha “muy especial porque simboliza la creación del Estado moderno”, algo que “ocurrió en nuestra provincia” y debe tener un carácter festivo y “de reconocimiento de nuestra propia historia”. Ya hace unos años, el Ayuntamiento de Granada y la Diputación, entonces gobernadas por el PP, solicitaron a la Junta de Andalucía la declaración de la Toma como Bien de Interés Cultural (BIC) y que el Instituto de Patrimonio Histórico Andaluz incluyera la festividad en el Catálogo General de Patrimonio Histórico.

La iniciativa no salió adelante y se llegó a plantear también en el Congreso. Otros colectivos, como la asociación Granada Histórica se han mostrado en este tiempo a favor de la protección de la Toma, una fiesta que por el contrario rechazan entidades como la Plataforma Granada Abierta.

El delegado de la Junta ha reivindicado la importancia de saber de “dónde venimos” y conocer “nuestro pasado, con sus luces y sus sombras”. “Es un día en el que no estamos contra nadie (...)”, ha dicho García, para quien el 2 de enero es “un símbolo de orgullo” por producirse en Granada “la creación del Estado moderno”, un hecho histórico que “todo el mundo debe conocer que se produjo aquí” y que “tenemos que proteger y ensalzar respetando a todo el mundo”, defendió el delegado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios