Granada

Lanzamiento de huevos a los buses durante la noche de Halloweeen

  • La Policía Local escolta los vehículos de la N5 y la N8 y asegura la zona

  • No se produjeron incidentes de gravedad

Un conductor de otra línea habla con una usuaria. Un conductor de otra línea habla con una usuaria.

Un conductor de otra línea habla con una usuaria. / g. h.

Un año más, los autobuses que circulan por la zona Norte han vuelto a ser golpeados con huevos, naranjas y caramelos durante la noche de Halloween. No es la primera vez que ocurre algo así. Por desgracia esta fiesta suele despertar el fantasma que algunas personas llevan dentro. Durante la madrugada del 31 las líneas N5 y N8 fueron bombardeadas con estos objetos lo que obligó a Rober a modificar el recorrido. Después, tras ponerse en conocimiento de la Policía Local de Granada se envió una patrulla especial para asegurar tanto a los autobuses como la zona. "Hay una patrulla policial dando cobertura. Si hubiera alguna incidencia se enviará otra unidad. Sólo se modificarán itinerarios si las incidencias pudieran afectar a la seguridad", indicó el mismo Twitter, que relata al minuto todo lo que acontece en la ciudad.

Fuentes del servicio de Emergencias del 112 explicaron a este periódico que la noche de Halloween es una de las más 'movidas' del año en cuanto a número de llamadas e incidencias, superando, incluso, a la de Nochevieja. No obstante, y pese al alto volumen de avisos, las mismas fuentes precisaron que ninguno de los incidentes ocurridos provocó heridos de gravedad. En este sentido detallaron que la mayoría de los requerimientos tanto en la capital como en el resto de municipios de la provincia estuvieron motivados por lanzamientos de huevos y caramelos a vehículos, exceso de alcohol, peleas y agresiones en locales de ocio donde se habían organizado fiestas temáticas. Fuentes del 112 detallaron también que el balance oficial se presentará cuando finalice el puente.

Durante la noche de Halloween cientos de personas salen a la calle para vivir una velada terrorífica. Ataviados con sus disfraces acuden a fiestas. Las zonas más problemáticas se suelen concentrar en Plaza Einstein, calle Pedro Antonio de Alarcón -que ayer permaneció abarrotada hasta altas horas de la madrugada- y los entornos de discotecas de éxito. No obstante, el frío y la lluvia redujo considerablemente la presencia de personas en las calles.

La Policía Local ya advirtió en su Twitter: "Si esta noche tus vecinos no te dejan conciliar el sueño, llámanos al #092 e intentaremos que acabe tu pesadilla". Ante este mensaje algunas personas relataron su situación tras una noche de ruidos por fiestas en pisos y en la calle: "Por favor... que manden a alguien a mirar a la Bola de Oro por que se están pasando.. zambombazos, petardos...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios