Ayuntamiento

El alcalde Luis Salvador desconecta en la Costa Brava de vacaciones

El alcalde de Granada, Luis Salvador, en la Costa Brava El alcalde de Granada, Luis Salvador, en la Costa Brava

El alcalde de Granada, Luis Salvador, en la Costa Brava / Facebook

Aunque agosto es el mes, a priori, más inactivo para la actividad municipal aunque hay algunos temas de actualidad que surgen como el del dinero en multas pendientes de cobrar o la polémica sobre el adiós del World Pádel Tour. Mientras tanto, el alcalde Luis Salvador vive esta quincena de vacaciones desconectando antes de volver a la agitada vida de una ciudad que tendrá que gobernar con cuatro concejales.

Salvador, que dentro de unos días cumplirá dos meses al frente de la Alcaldía de Granada, ha informado en sus redes sociales de que se encuentra desconectando en las playas de la Costa Brava, cerca de Barcelona.

"En vacaciones no había estado nunca en la Costa Brava cerca de la Barcelona donde nació mi abuelo que después fue granadino de pro. Aunque no puedo desconectar al menos he cambiado la indumentaria durante unos días por bañadores y camisetas. #Verano2019", ha indicado el regidor en su perfil personal de Facebook.

Salvador se refiere a su abuelo Luis García Planelles, un catalán nacido en Barcelona aunque granadino de adopción que fue jefe de fotograbado y dibujante del periódico Ideal de Granada y por el que recibe el alcalde de Granada recibió el nombre de Luis según contaba en una entrevista a este periódico. "Los amigos de mi abuelo publicaron una nota sobre mi nacimiento donde decían que me llamaría como mi abuelo", señalaba en 2015.

En otras declaraciones cuenta su historia familiar: "Mi abuelo nació en Barcelona y junto a mi abuela Lucía Herrero Matarranz, natural del pueblo segoviano Cantimpalos, se fueron a Madrid, donde mi abuelo entró a trabajar en el periódico Ya y donde nació mi madre. Años después se trasladaron definitivamente a Granada, donde mi abuelo se incorporó a la plantilla del periódico Ideal como jefe de Fotograbado. Yo nací en Córdoba porque mis padres pasaban por allí, me casé con una granadina y mis hijos también son granadinos. Para mí, para nosotros, Barcelona, Cantimpalos, Madrid, Córdoba y Granada tienen algo en común: son parte esencial de la historia de nuestra historia familia y forman parte de algo superior que es España".

En una página de agosto de 2018, Luis Salvador contaba a este periódico sus veranos más idílicos declarando que "cada verano, en agosto volvía el gusanillo de regresar a Granada".

En dicho texto, el actual alcalde relacionaba los veranos con temas de actualidad política como el ferrocarril (en un verano anterior en el que no existía el AVE todavía) o la eterna construcción de la A-7. "A pesar del suplicio, todavía en 2018, de nuestra comunicación por ferrocarril, pronto nuestros hijos y nietos podrán conectar cómodamente con la capital de España en unas breves horas. Así como, tras soportar innumerables años de atascos, veranos de conos, tercer carril y un encomiable trabajo de nuestra Guardia Civil, hoy disfrutamos nuestra autovía a la Costa Tropical. Igual que nos fue negada durante muchos años la A-7 que terminaba en Adra y Nerja dejando marginada a Granada una vez más. Hoy también ya es una realidad", relataba el alcalde que en los próximos días cambiará el atuendo de veraneante por el traje para volver a coger el mando de la ciudad desde la Alcaldía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios