Política

Luis Salvador se hace fuerte en Cs con una renovación orgánica orientada a futuros pactos en Granada

El ahora secretario de organización Cs en Granada, Enrique Barchino, y Luis Salvador. El ahora secretario de organización Cs en Granada, Enrique Barchino, y Luis Salvador.

El ahora secretario de organización Cs en Granada, Enrique Barchino, y Luis Salvador. / G. H.

Quien conoce la política sabe que en ella no hay nada escrito (ni pactado) al 100%. Así ha sido desde los inicios, en los que las idas y venidas también estaban a la orden del día. Los acuerdos –aunque fuesen bajo cuerda– siempre han existido, pero ahora cada vez se evidencian aún más. Sin embargo, para que salga bien una estrategia, uno ha de rodearse de gente de su absoluta confianza (aunque, visto lo visto, ya ni eso da tantas garantías). Algo así habría hecho Luis Salvador con la estructura orgánica de Ciudadanos (Cs) a nivel provincial, en la que ha formado un equipo rodeado de personas de su confianza que lo arropen a la hora de liderar el rumbo a seguir, que incluso podría tomar la senda de una alianza a diferentes escalas, como desveló este domingo la directora de Granada Hoy.

La posibilidad de Granada Suma, la alianza entre PP y Cs que, de no salir por vía "oficial" podría acarrear incluso un trasvase de hasta un centenar de personas –entre ellas Luis Salvador– desde Ciudadanos, planea por la provincia y para ello, el actual alcalde de Granada y presidente provincial de la formación naranja necesita del apoyo de los suyos. Sobre todo, a sabiendas de que el PP granadino recela de la operación que el propio Salvador, arropado por el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, trataría de gestar directamente con el PP Andaluz. Y es que el dibujo dentro de Cs ha cambiado por completo en apenas unos meses.

Hace un tiempo, la tensión entre Salvador y Marín era vox populi dentro de la política hasta el punto de que incluso se habló de la posibilidad de que el ahora alcalde granadino disputase la presidencia regional del partido a Juan Marín cuando Albert Rivera aún estaba al frente de la formación. La llegada del bipartito formado por PP y Cs a la Junta y las gestiones tejidas a nivel interno por Fran Hervías, "el lobo" que desbancó a Salvador de las listas del Congreso pero al que después terminó por alabar –era la mano derecha de Rivera y fue el que llevó a cabo los pactos municipales y provinciales con Teodoro García Egea (PP)–, lo elevaron hasta la Alcaldía de Granada y, al menos por el momento, se enterró el hacha de guerra con Marín.

Sin embargo, la salida de Albert Rivera de Cs tras la catástrofe electoral en las elecciones generales y con Fran Hervías ya fuera de juego, el poder volvía a estar en juego y tanto Salvador como Marín podrían pujar por él, pero, como dicen, "si no puedes con el enemigo, únete a él" y así fue. Tanto el vicepresidente andaluz como el alcalde de Granada eran conscientes de que unir sus fuerzas era ganar terreno en un renovado Cs que ahora estaba supeditado a una Inés Arrimadas cuyos últimos movimientos no han calado bien en parte de la formación a todos los niveles.

Ante ello, tocaba renovar los distintos comités de organización a nivel provincial, núcleo que antes tenía como nombre de peso al parlamentario andaluz Raúl Fernández, un hombre muy ligado a Hervías que contrarrestaba con la idea de gestión de Salvador. O al menos, así se ha demostrado a raíz de los cambios internos que este domingo ya avanzó este diario y que horas más tarde comunicaba Ciudadanos públicamente.

Reunión telemática del nuevo comité provincial de Cs Granada. Reunión telemática del nuevo comité provincial de Cs Granada.

Reunión telemática del nuevo comité provincial de Cs Granada.

"Ciudadanos coge ahora un nuevo impulso en Granada, con una ilusión renovada y con dos objetivos muy bien definidos: defender los intereses de los granadinos en estos momentos tan complicados y trabajar codo con codo con las instituciones para relanzar la economía de nuestra tierra", exponía Luis Salvador, según el comunicado en el que se detallaba el quién es quién a nivel provincial a partir de ahora.

En la secretaría de organización, como adelantó Granada Hoy, una de las personas de su máxima confianza: Enrique Barchino, funcionario público en la administración andaluza, actual coordinador de Justicia en la Delegación de la Junta en Granada y quien sería además el elegido para asumir la titularidad de dicha delegación una vez se efectúe el desdoble de áreas –pasar de siete a diez delegaciones– que se propone a nivel andaluz.

Su tercera de abordo es María Amparo Siles, que asume el área de Acción Institucional dentro del organigrama provincial. Siles es concejal y portavoz del grupo municipal de Cs Ayuntamiento de Jun, procuradora de los Tribunales del Partido Judicial de Granada, así como directora adjunta de Autoespacios Jun.

Mientras que la responsable de Comunicación es Rosa Torres, actualmente concejal y portavoz en el Ayuntamiento de Vegas del Genil y arquitecta técnica y diseñadora gráfica de profesión.

De este modo queda finalmente el equipo provincial de Cs encabezado por un Luis Salvador que tendrá que liderar el rumbo a seguir a partir de ahora sea para lograr ese acuerdo de Granada Suma, el cual no estaría visto con buenos ojos a nivel local por los populares -se preguntan de qué les serviría a ellos dicho pacto si los actuales sondeos dejan a Cs en estado crítico en la capital granadina-, o para darle la vuelta a esas encuestas que no auguran un futuro prometedor para los naranjas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios