Granada

"Manos arriba" para poner fin a un "atraco" sufrido desde hace 30 años

  • 15.000 policías y guardias civiles toman las calles de Granada para pedir que se les pague igual que a Mossos d'Esquadra y Ertzaintza

Representantes de la mayoría de los partidos políticos encabezaron la marcha granadina. Representantes de la mayoría de los partidos políticos encabezaron la marcha granadina.

Representantes de la mayoría de los partidos políticos encabezaron la marcha granadina. / álex cámara

Comentarios 2

"Nos protegen, velan por nuestra seguridad, defienden nuestros derechos y en cambio a ellos les quitan los suyos, porque llevar casi 30 años luchando por un salario justo y que los gobernantes hagan caso omiso, mientras policías autonómicas cobran hasta 600 euros más que ellos, es una injusticia inexplicable". Estas son las palabras de Dolores Pérez, una de las cerca de 15.000 personas que ayer inundaron las calles del centro de la ciudad para exigir la equiparación salarial de agentes de la Policía Nacional y de Guardia Civil.

Miles de policías nacionales, guardias civiles, familiares, amigos y ciudadanos anónimos recorrieron hace una semana las calles de Sevilla para realizar la primera 'Maratón por la equiparación salarial'. Ayer, Granada acogió la segunda marcha liderada por la Asociación Nacional Justicia Salarial para la Policía Nacional y la Guardia Civil (Jusapol), que pese a comenzar con unos 6.000 asistentes cuando partió a las cinco de la tarde desde la Plaza del Triunfo, poco a poco fue incorporando gente durante su recorrido hasta alcanzar las 15.000 personas.

La marcha, no solo contó con agentes o ciudadanos de la provincia, sino que también asistieron guardias civiles y policías llegados de otros puntos de España como Murcia, Sevilla, Almería, Málaga, Jaén, Córdoba e incluso Ceuta. Pero además, también estuvo encabezada por representantes nacionales, autonómicos, provinciales y locales, de casi todos los partidos políticos como el diputado de Ciudadanos en el Congreso, Luis Salvador; la diputada del PSOE, Elvira Ramón; el senador José Martínez Olmos; o el parlamentario andaluz del PP, Juan Ramón Ferreira; entre otros.

"No pedimos mucho, nada que no esté en la Constitución que defendemos", explicó uno de los portavoces de Jusapol David Valdearenas, que insistió en que lo único que quieren es que desde el Gobierno "cumplan y nos den un trato justo".

El salario bruto de un policía nacional se sitúa en torno a los 1.800 euros al mes, mientras que el de un agente autonómico catalán -un mosso d'esquadra-, por ejemplo, ronda los 2.300 euros. Esto supone a día de hoy una diferencia aproximada del 30% entre ambos sueldos, que incluso se incrementa en varias ocasiones.

Esta brecha salarial es algo que los colectivos policiales llevan denunciando desde finales de los años 80, por lo que la lucha se remonta tres décadas atrás. A tenor de ello, uno de los gritos reivindicativos que ayer se escucharon en la manifestación era "manos arriba, esto es un atraco desde hace 30 años". Además se escucharon otros lemas como "Montoro, escucha, abre ya la hucha", en referencia al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Precisamente, fue una de las frases más repetidas durante todo el recorrido hasta llegar a la Fuente de las Granadas, situada en el Paseo del Salón, donde leyeron un manifiesto reivindicativo.

"Tenemos una tarea: defender y proteger los derechos y libertades de todos los ciudadanos, y entre ellos están nuestras familias. (...) Buscamos que la desigualdad que sufrimos cese y no continúe". De este modo empezaba el manifiesto en el que Jusapol insistía que "toda la sociedad y los ciudadanos están con nosotros. Todos menos tres: Montoro, Zoido y Rajoy", debido a la ausencia de un acuerdo por parte del Gobierno para conseguir una "equiparación salarial justa" para la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Además, recordaron las más de 500.000 firmas recogidas en apoyo a su reivindicación, una forma de clara que recoge que "la sociedad española ha dicho que la Policía Nacional y la Guardia Civil no pueden ser tratados por más tiempo como servidores públicos de segunda". De este modo culminó la segunda de las maratones que recorrerán hasta 52 provincias españolas y que hoy volverá a repetirse en Oviedo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios